22 Noviembre

El celo de las gatas | Fases, comportamientos y consejos

gata-celo
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! estamos seguros  que por lo menos una vez en tu vida has oído a una gata maullar desesperadamente, mientras se retuerce y da vueltas en el suelo y te preguntas: ¿Qué le pasa?

La respuesta para este comportamiento tan extraño es: está en celo.

¿Qué es el celo en las gatas?

El celo es parte del ciclo sexual de  la gata, es decir, es el periodo en el que la gata esta receptiva sexualmente.  Por lo tanto, es la época en la que la hembra busca al macho para aparearse.

Las gatas tienen una particularidad; son poliéstricas, no son como las perras que tienen un celo, pasan 6 meses y tienen otro. Las gatas no tienen casi nada de tiempo entre celo y celo.

Una gata tiene un celo, y si no  queda embarazada, pasados 8 ó 10 días puede volver a entrar en celo.

Algunas gatas pueden caer en celo solo dos semanas después de haber parido, y por tanto están listas nuevamente para quedar preñadas; otras hasta las cuatros semanas.

Prácticamente, las gatas, entran en celo ininterrumpidamente durante todo el año.

Las gatas no tienen menopausia como tal, así que aunque sean ancianas, siguen entrando en celo, aunque con menor frecuencia. Se ha escuchado de gatas de 14 años que aún entran en celo.

De manera contraria a las perras, durante el celo no se produce sangrado ni una transformación evidente como inflamación o enrojecimiento de sus genitales.

¿Cuánto dura el celo en las gatas?

Empezaremos aclarando que el celo en las gatas es un ciclo,  y que tiene 4 fases diferentes:

Proestro

Inicio del ciclo de ovulación, la gata busca los mimos pero aún no se muestra receptiva. Dura 1 ó 2 días.

Estro

Uno o dos días después del proestro viene el estro. El periodo más corto de esta fase suele durar 3 días y el mas largo 14 días, esto depende de cada gata.

Aquí se manifiestan todos los síntomas del celo y, si hay monta, la gata ovula.

La gata en la mayoría de los casos es de ovulación inducida, es decir ovula en el momento del coito.

Diestro

Cuando ha habido ovulación pero no embarazo, su útero se prepara para acoger una gestación por lo que puede darse una falsa preñez y parecer que sí lo está. Esta fase dura un mes.

Anestro 

Anestro o época de reposo sexual que dura entre 45 y 90 días.

 ¿Cómo saber si una gata está en celo?

Los síntomas o signos que nosotros podemos apreciar en el comportamiento de nuestra gata para estar seguros de que está en celo son:

  1. Mimosa:

Las gaticas en celo de repente se vuelven más cariñosas y mimosas de lo normal.  Son “todo amores” y buscan frotarse constantemente contra su dueño.

2. Rueda por el suelo y maúlla alto:

Este es uno de los comportamientos más molestos asociados al celo de las gatas. Maúllan en un tono muy alto, con maullidos cortos, y repetitivos, con el objetivo de que la oigan los gatos machos de la zona.

3. Se lame mucho los genitales:

Durante el celo de la gata, sus órganos sexuales están un poco más inflamados de lo normal, aunque esto normalmente es imperceptible a simple vista, y la gata se lame esas zonas con mayor frecuencia.

4. Puede orinar fuera del arenero: 

La orina de una gata en celo está cargada de mensajes olfativos y químicos, entre ellos feromonas. Al orinar fuera del arenero es una manera que tiene la gata en celo de intentar marcar la casa y esparcir sus señales químicas que los gatos macho saben detectar y comprender.

5. Pérdida de apetito:

Esto no les pasa a todas, pero algunas sí que pierden un poco el apetito y tienden a comer menos cuando están en celo.

6. Posición de monta:

Puede ser que mientras acaricias a tu gata,  ella adopte una posición similar a la de la monta. Es decir, bajan la cabeza y ponen la cola ladeada.

Una característica curiosa sobre la reproducción de los gatos es que las hembras pueden aparearse con varios machos durante la misma fase ovulatoria, trayendo como consecuencia que las crías de una misma camada sean a menudo de distintos padres.

¿CUÁNDO SE DA EL PRIMER CELO EN LAS GATAS?

Normalmente entre los 6 y 9 meses de edad, pero esto es variable, y algunas gatas más precoces pueden tenerlo a partir de los 4 y 5 meses a partir de su nacimiento. Desde este momento la gata ya es fértil.

Si no quieres que tu gatica sea mamá, entonces lo mejor es esterilizarla, puedes hacerlo desde los 5 meses de edad y olvidarte de todos los problemas del celo y de bebes indeseados.

Si por el contrario quieres que tu gata tenga gaticos, te aconsejamos no hacerlo en el primer celo, porque aunque ya es fértil y puede quedar embarazada, no está desarrollada del todo; lo mejor es esperar a que sea más adulta y que tenga por lo menos 1 año y medio de edad.

¿CÓMO AFECTA EL CELO DE LAS GATAS A LOS GATOS MACHOS?

Los machos alcanzan su madures sexual entre los 6 y 10 meses de edad.

Cuando oyen maullar a las gatas para llamarlos, no pierden la oportunidad de escaparsen de donde estén, para ir a buscarlas.

También suelen marcar el territorio con orina tipo “spray”, además de volverse violentos con los otros machos que se encuentren en su camino.

Otro comportamiento que manifiestan, es que empiezan a maullar constantemente, a lamerse los genitales, restregarse con objetos y personas, moverse de un lugar a otro sin parar e incluso en casos extremos temblar de excitación.

Existe la falsa creencia que las gatas y las perras deben tener al menos un parto durante su vida, esto es solo una tontería, no por criar se van a desarrollar mejor o van a vivir más tiempo.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA CUIDAR A NUESTRA GATICA CUANDO ESTÁ EN CELO?

Darle más atención. Ofrecerle más  caricias, abrazos y mimos para calmar sus ansias de estímulos. También puedes cepillar su pelaje.

Jugar con ella. El entretenimiento le hará “olvidar”  a ratos el celo y la dejará agotada. Inventa juegos que impliquen actividad física, como aquellos en los que deba correr, perseguir y saltar.

Bajo ningún motivo dejes a tu gata salir de la casa, pues lo más seguro es que cuando vuelva estará preñada.

No dejes que te convenza. Si nunca has tenido una gata en celo, te sorprenderá lo persuasivas que pueden llegar a ser para que las dejes salir de la casa. No te dejes engañar.

¿EXISTEN MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS PARA LAS GATAS?

Si existen medicamentos para detener el celo en las gatas, pero estos fármacos producen un fuerte choque de hormonas e incrementan enormemente la posibilidad de que tu gatita contraiga un cáncer de mamas o de útero,  puede acabar padeciendo una diabetes, tener  depresión, sufrir importantes pérdidas de cabello y que su carácter cambie completamente.

Para controlar la población de nuestras mascotas y evitar embarazos no deseados, la opción más segura a largo plazo es la esterilización de gatos machos y hembras.

Se trata de una intervención quirúrgica veterinaria que se realiza en corto tiempo, a partir del cual los gatos no pueden reproducirse y las gatas no vuelven a mostrar los síntomas del celo.

La esterilización evita tener que administrar fármacos u hormonas sintéticas de forma continuada, con los riesgos que conllevan para su salud.

Debes saber que si tu gata está en celo, es posible que algunos veterinarios prefieran esperar unos días para operarla, ya que los vasos sanguíneos de los órganos reproductivos están más dilatados de lo normal durante estos días,  aumentando la posibilidad de que haya un mayor sangrado durante la intervención.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!