07 Febrero

Convulsiones de los perros

Convulsiones en los perros
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! sabemos que las convulsiones en los perros son aterradoras, pero como buena noticia te contamos que con una ayuda especializada y a tiempo, generalmente son tratables.

CONVULSIONES EN PERROS

Observar sin poder hacer nada cuando un perro sufre una convulsión, con su cuerpo sacudiéndose, puede ser una experiencia aterradora y peor aún si su perro nunca ha experimentado un ataque antes.

Una convulsión es causada por una anomalía en la función cerebral, específicamente en la parte del cerebro conocida como la corteza cerebral.

La mayoría de las convulsiones no se consideran potencialmente mortales. Sin embargo, sí indican que hay un problema en el cerebro de tu perro y que necesitas que un veterinario examine a tu mascota.

Hay una serie de síntomas que pueden acompañar a una convulsión en un perro.

Síntomas de las convulsiones caninas

Su perro puede mostrar alteraciones en su nivel de conciencia o incluso perder el conocimiento durante una convulsión.

Puede haber un cambio en el tono de los músculos, causando un endurecimiento de las piernas y el cuello.

Puede haber movimientos bruscos de los músculos y / o paletas de las piernas de su perro.

Los músculos faciales también pueden participar en la actividad convulsiva, lo que hace que los párpados de su perro se contraigan o que la boca se abra y se cierre con violencia.

Su perro puede perder temporalmente el control de sus funciones corporales y orinar, defecar o babear excesivamente.

Es posible que tu perro reconozca que va a tener una convulsión antes de que ocurra. Esto se llama el período prodrómico y tu perro puede actuar inquieto o nervioso.

Después de la convulsión, tu perro puede parecer apático o deprimido. Incluso puede parecer un poco tranquilo. Esto se denomina período post-ictal y la duración de la recuperación puede ser bastante variable.

¿Por qué los perros tienen convulsiones?

Causas extra craneales de convulsiones en perros

Las causas extra craneales de convulsiones son las causas que se originan en otras partes del cuerpo, pero que aún pueden afectar el cerebro del perro y causar actividad de convulsiones. La convulsión se produce porque la enfermedad cambia el metabolismo o la electrofisiología del cerebro.

En la mayoría de los casos de convulsiones extra craneales, toda la corteza cerebral se ve afectada, lo que resulta en una convulsión generalizada en lugar de una convulsión focal o parcial. Las causas extra craneales más comunes de las convulsiones caninas son:

  • Hipoglicemia: nivel bajo de azúcar en la sangre
  • Enfermedad hepática, también denominada encefalopatía hepática.
  • Enfermedad del riñón
  • Hipocalcemia: nivel bajo de calcio en la sangre
  • Hipotiroidismo: enfermedad de la glándula tiroides que causa una producción anormalmente baja de hormona tiroidea.
  • Hipertermia: temperatura corporal elevada, “golpe de calor”
  • Parásitos veterinarios , como pulgas y anquilostomas
  • Intoxicación: provocadas por fármacos, alimentos inapropiados para perros, como el chocolate y  la cafeína entre otros. La intoxicación en los perros, presente convulsiones o no, debe ser tratada de urgencia, ya que podría causar la muerte en pocas horas.

Causas intracraneales de las convulsiones caninas

Las causas intracraneales de convulsiones son enfermedades que causan cambios estructurales o funcionales dentro del cerebro del perro. Las causas intracraneales comunes de convulsiones caninas que causan cambios estructurales en el cerebro incluyen:

  • Desequilibrios nutricionales: como la deficiencia de tiamina
  • Enfermedades infecciosasla rabia, la pseudorrabia o el moquillo son algunas de las enfermedades que pueden contar con las convulsiones entre sus síntomas, o bien aparecer como una secuela posterior. Por eso, es muy importante que siempre vacunes a tu mascota.
  • Un tumor cerebral, ya sea maligno o benigno, también puede causar convulsiones en un perro.
  • Causas traumáticas: el traumatismo cerebral es una de las principales causas de las convulsiones en perros. Pueden ocurrir en el mismo momento del traumatismo o un rato después. Si tu perro sufre un traumatismo craneoencefálico, ¡acude al veterinario cuanto antes!
  • Infarto cerebral: falta de flujo de sangre a parte del cerebro.
  • La epilepsia idiopática: es una causa  muy común de convulsiones en los caninos. Se cree que la mayoría de los perros con esta afección la heredan, pero aún no está claro cuál es la causa.

¿QUÉ HACER EN CASO DE UNA CONVULSIÓN?

Lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y tratar de mantener a tu perro y a ti mismo fuera de peligro. Nunca pongas tus manos cerca o en la boca de tu perro durante una convulsión.

Ni los perros ni las personas  se tragan sus lenguas durante las convulsiones. NO intentes agarrar su lengua, ya que podrías ser mordido en el proceso.

Si tu perro ha tenido convulsiones antes y crees que se está acercando una, intenta moverlo a un área segura y suave donde no haya objetos afilados ni pisos duros donde pueda hacerse daño.

Mira la hora. Saber cuándo comenzó la convulsión de tu perro y cuánto duró le dará a tu veterinario información importante sobre los síntomas de su perro.

Si hay alguien más en la habitación, pídale que filme  con su teléfono celular para que puedas mostrárselo a tu veterinario más tarde.

Tu can no está consciente o con dolor, incluso si suena o actúa como si lo fuera.

Algunos perros pueden orinar, defecar o echar espuma por la boca, esto no hace que la convulsión mejore o empeore.

Las convulsiones que duran más de 2-3 minutos pueden poner a los perros en riesgo de hipertermia (sobrecalentamiento).  Por lo tanto puedes intentar enfriar a tu mascota aplicando agua fría o toallas húmedas alrededor de la ingle, el cuello, las patas y la cabeza.

Siempre  debes llamar al veterinario después de que tu perro haya tenido una convulsión, incluso si tu perro parece estar actuando normalmente.

Los perros que tienen más de una convulsión en un período de 24 horas están experimentando convulsiones “agrupadas”. Esto requiere atención veterinaria, y debes llevar a tu perro de inmediato para que lo examinen.

Asegúrate de informar a tu veterinario acerca de cualquier medicamento o suplemento que esté tomando tu perro para que él pueda tomar la mejor decisión al iniciar un tratamiento.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!