30 Junio

8 peligros comunes para tener en cuenta al pasear a tu perro

pasear-a-tu-perro
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social de mascotas en Colombia! sabemos que el momento más feliz para tu perro es la hora de salir de paseo, sin embargo, queremos que tengas en cuenta estas recomendaciones:

8 peligros comunes para tener en cuenta al pasear a tu perro  

Ya sea que se trate de caminatas largas por el vecindario o paseos cortos por el parque, sacar a pasear a tu peludo es parte de la rutina de todos los padres.

Las caminatas son buenas para su salud y felicidad, y probablemente sea la parte favorita del día de tu perro.

Como tu protector es tu trabajo estar atento a posibles amenazas para que tú y tu perro puedan caminar con confianza.

#1 – Basura  

Envoltorios de dulces, basureros de comida rápida, sustancias ilegales: no se sabe qué tipo de basura y escombros se encontrarán tirados durante la caminata.

Los perros son carroñeros por naturaleza, así que no te sorprendas cuando tu cuatro patas tire de la correa para comer de lo que pueda encontrar cerca

Si camina por un parque, existe el peligro adicional de que tu perro huela cosas como huesos de pollo desechados, restos no identificables del picnic de alguien.

Todas estas cosas pueden hacer que tu perro se enferme o se atasque en la garganta. Siempre escanea el suelo en busca de basura dañina, y también es una buena idea enseñarle a tu perro los comandos «déjalo» y «tíralo» en caso de que vea algo antes que tú.

#2 – Caca de perro  

Los padres de mascotas responsables siempre se agachan para recoger la caca, pero desafortunadamente, no todos son tan considerados.

Comer caca es un comportamiento relativamente normal para los perros, pero comer heces al azar es un peligro grave para la salud. Los perros terminan ingiriendo caca plagada de parásitos y enfermedades.

#3 – Sol  

Te encantan tus largas caminatas de verano, pero demasiado sol puede ser algo malo. Los perros se queman con el sol al igual que los humanos. Los perros con pelaje claro y piel rosada corren mayor riesgo, y es importante aplicar un protector solar apto para perros en las áreas donde su pelaje es delgado.

Muchos perros terminan con hocicos de color rojo brillante debido a demasiado tiempo bajo el sol.

Además de las quemaduras solares, también existe el riesgo de que tu perro se queme las almohadillas de las patas en el pavimento caliente.

Una buena regla a seguir es que si el suelo está demasiado caliente para caminar descalzo, está demasiado caliente para tu perro.

Una tercera preocupación relacionada con el sol es el golpe de calor. A tu perro le encanta hacer ejercicio, pero también lleva un abrigo de piel en pleno verano. Son más susceptibles al calor que tú y, si se calientan demasiado, su vida corre peligro.

Es mejor pasear a tu perro temprano en la mañana y en la noche cuando el sol de verano no es tan intenso.

#4 – Agua  

Tu cachorro piensa que los charcos, estanques y arroyos son buenos lugares para saciar su sed, pero los veterinarios lo desaconsejan, advierte a los dueños de mascotas que las fuentes de agua estancada a menudo son caldo de cultivo para los mosquitos que transmiten el gusano del corazón.

El agua aparentemente limpia también puede contener parásitos dañinos como la giardia y enfermedades bacterianas como la leptosporosis.

Si llovió recientemente, también existe la posibilidad de que se formen charcos que contengan productos químicos nocivos de pesticidas que se laven del césped.

Es un mejor plan llevar tu propio suministro de agua o esperar hasta llegar a casa para dejar que su perro beba.

#5 – Pesticidas y Rodenticidas  

Los pesticidas son comunes en casi todas las áreas donde viven los humanos.

Son buenos para mantener alejados a los insectos de los patios, los campos agrícolas, los jardines de flores y los edificios, pero no son seguros para las mascotas.

La mayoría de los parques públicos  son seguros, pero no siempre se puede saber qué áreas de césped están cubiertas de productos químicos.

Además de los pesticidas, los perros también se enferman por el veneno destinado a matar ratones y ratas.

#7 – Plantas Tóxicas  

Si a tu cachorro le gusta detenerse y oler las flores, podría ingerir accidentalmente (o a propósito) una planta venenosa mientras camina.

El mejor plan de protección es familiarizarse con las plantas comunes que crecen en tu área y que también son peligrosas para los perros. Los tulipanes, los lirios, las azaleas, y las hortensias son solo algunos ejemplos.

Algunas plantas enferman instantáneamente a los perros, pero otras funcionan más lentamente. Es posible que no te des cuenta de lo que está pasando hasta que sea demasiado tarde.

Si tu perro vomita, se marea o muestra otros signos de enfermedad después estar  en un jardín de flores, dirígete a tu veterinario de inmediato.

#8 – Mascotas sin collar  

Hay demasiadas variables para tener en cuenta cuando ves un perro sin correa en tu paseo.

Existe la posibilidad de que el perro sea amigable o sea agresivo con otros perros o personas. E incluso si a tu perro generalmente le gustan otros caninos, estar atado mientras un perro extraño se les acerca podría hacer que se sienta amenazado.

Independientemente de quién lo inicie, interrumpir una pelea de perros no es la forma en que deseas terminar tu caminata.

Mantente alerta durante el paseo y gira hacia el otro lado si ves una mascota suelta.

 Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y dependen de nosotros para su bienestar y salud.