24 Marzo

¿Dormir con mi gato es malo?

gato-dormir
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

Para empezar debes identificar cuáles son los hábitos de tu gato. A continuación te explicaremos porqué es tan importante tener en cuenta qué tipo de vida lleva y que lugares suele frecuentar:
Si tu felino pasa largas horas en la calle te recomendamos no dormir con él. Además de ser susceptible a sufrir una infestación de pulgas, por ejemplo, puede desarrollar una gran cantidad de infecciones o enfermedades si decidiera cazar animales o comer alimento en mal estado.
Por el contrario si tu gato reside únicamente en el hogar tiene menos probabilidades de sufrir enfermedades. No obstante, enfermedades como la toxoplasmosis pueden afectarle sin que te des cuenta.
Si tu gato transita únicamente por tu casa puedes plantearte dormir con él, eso sí, te recomendamos leer con atención los puntos siguientes para asegurarte de que se encuentra sano y libre de toda enfermedad:
Acudir al veterinario y vacunar a tu gato son las mejores medidas para descartar una posible enfermedad. El experto revisará tu felino para descartar la presencia de parásitos internos y externos.
Bañar a tu gato de forma regular es imprescindible para asegurar que su pelaje no se encuentra contaminado ni sucio. Aunque el gato es un animal muy limpio, pequeñas toxinas, aceites o restos de suciedad que traes a casa (en los zapatos por ejemplo) pueden permanecer ahí durante mucho tiempo.
La higiene del hogar, a la par que la de nuestro gato, es imprescindible para que todo se encuentre en consonancia. No tiene ningún sentido bañar regularmente al animal si el suelo se encuentra sucio.
Evidentemente si eres alérgico al pelo de gato no duermas con él.