31 Julio

¿Cómo los gatos conquistaron el mundo?

Red Social Mascotas
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En CoasPatitas Club, nuestra red social de mascotas, quisimos conocer un poco más sobre la historia de una de las mascotas preferidas; «Los Gatos» y como se introdujeron el vida del hombre.

¡Esperamos te guste y lo compartas!

LOS GATOS EN LA EDAD ANTIGUA

Los egipcios fueron la primera civilización que domestico a los gatos, estos eran venerados por ellos y estaban bajo la protección del faraón. El castigo para las personas que maltrataran o mataran los gatos era la muerte.

Para los egipcios el dios del sol era el más importante, lo llamaron Ra y lo representaban con la figura de un león. Ellos veían una gran semejanza entre los ojos de los leones y los ojos de los gatos, en ellos veían reflejados los rayos del sol, esto dio motivo a su adoración por ellos.

LOS GATOS EN EDAD MEDIA

Club de mascotasEsa misma mirada fosforescente que hizo que los egipcios adoraran los gatos, ya en la Edad Media esa mirada intensa y penetrante, su carácter misterioso y el gusto por la vida nocturna fue asociado con la brujería, especialmente los de color negro.

Se les veía como símbolo del paganismo profesado por los antiguos egipcios.

Adicionalmente, entro en furor el uso de la pieles de animal y cientos de ellos fueros desollados para utilizar sus pieles en prendas de vestir.

LOS GATOS EN LA EDAD MODERNA

Después de la matanza de felinos en la edad media, con la llegada de la peste bubónica causada por la invasión de ratas, los gatos recuperaron su posición en la sociedad.

Ya a mediados del siglo XIX los felinos se establecieron definitivamente en los hogares. Se los veía adornando los salones y a la alta aristocracia haciéndose retratar junto a ellos. Y en el siglo XX y XXI los gatos son animales de compañía, e incluso se les utiliza como terapia porque el acto de acariciarlos nos relaja. Se les quiere y se les cuida como un miembro más de la familia.

Como dijo Juan Pablo II:

“Los animales tiene un alma y los hombres debemos amar y sentirnos solidarios con nuestros hermanos menores”