21 Agosto

El conejo como mascota

Conejo como mascota
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

Si eres una de esas personas que se mantiene muy ocupada y quisiera tener una mascota, puedes pensar en un conejo, preferiblemente  uno que pertenezca a las razas enanas o miniaturas. Una de ellas, es el Belier enano que se caracteriza principalmente por sus orejas caídas a ambos lados de la cabeza haciendo que luzca hermoso.

También está el conejo de angora, del cual existe una variedad mini y puede encontrarse en diferentes colores.

El conejo no necesita que lo saques cada mañana, ni tampoco necesita hacer tanto ejercicio como los perros.

El conejo como muchos piensan no es un roedor,  pertenece a la orden lagomorpha, por lo tanto es un lagomorfo. Existen algunas diferencias entre roedores y lagomorfos y para mencionar un par de ellas, tenemos que los conejos tienen cubiertas de pelo sus extremidades, rabo y cola, mientras que los roedores las tienen desnudas. Los lagoformos tienen sus orejas muy grandes y los ratones las tienen pequeñas, de acuerdo a su tamaño.

Estos animalitos son muy inteligentes y puedes enseñarles a hacer sus necesidades en un solo lugar.

La personalidad de los conejos pueden varias entre ellos, unos pueden ser más independientes que otros, pero sea como sea, son de muy buen temperamento, son muy cariñosos y no son agresivos.

Cuando no estés en tu casa, el conejo debe permanecer en una jaula por su propia seguridad, podría empezar a jugar con los cables de tus aparatos eléctricos. La jaula debe ser lo suficientemente amplia para que pueda moverse y debes mantenerla extremadamente limpia para evitarle enfermedades de tipo bacteriano.

¡Ten mucho cuidado! los conejos son muy sensibles al calor, ellos no transpiran, por lo tanto las temperaturas altas pueden llegar a matarlos.

En el mercado venden concentrado especial para conejos,  además debes adicionarle a su dieta una pequeña  ración diaria de heno ya que este le ayuda a una buena digestión. También podemos darle  unos granos de cebada y avena, por su alto contenido proteico. Los trozos de zanahoria  y manzana bien lavados pueden dársele como golosinas.

¡No sobre alimentes a tu conejito!

Debe mantenérsele un buen tazón de agua fresca cada día porque beben mucha agua.

Los conejos son animales muy limpios, como los gatos pasan gran parte de su tiempo acicalándose, por lo tanto no necesitan ser bañados con frecuencia, unas, dos o tres veces al año es suficiente si es que están muy sucios. El momento del baño no es su principal diversión y por ello, debes tratarlo muy delicadamente para no estresarlo demasiado. Debes utilizar champú para bebe, nunca el tuyo.

Para el secado utiliza una toalla limpia, arrópalo por unos minutos y luego deja que se seque naturalmente, sin secador.

Para el control de pulgas en tu conejo, es seguro utilizar el mismo anti pulgas que se utiliza para los gatos.

Ten muy presente aplicarle las vacunas que te recomiende el veterinario.

Nunca debes coger el conejo por sus orejas, lo debes levantar suavemente del pecho.

Procura dedicarle un buen rato cada día para acariciarlo y hablarle suavemente, porque así conseguirá una buena relación entre ambos  y podrás deleitarse de los beneficios de tenerlo como mascota.