11 Septiembre

Gallinas, las mascotas de nuestro siglo

Un gallina como mascota
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

Hace algún tiempo las gallinas eran consideradas aves exóticas provenientes de las selvas asiáticas.

Ellas han sido parte de la vida humana desde hace miles de años y se sugiere que eran animales de caza y desde hace miles de años se empezó en la India su domesticación, esta practica se fue extendiendo hacia otras civilizaciones hasta llegar a nuestros días.

Una opción de aves como mascotas son las gallinas aunque sea un tanto peculiar. Son bonitas, amigables, fáciles de cuidar y su mantenimiento no requiere mucho dinero.

La gallina es una mascota muy poco exigente, solo requiere mantener buena cantidad de agua saludable para beber, higiene en su hábitat y  alimento, que puede ser no solo concentrado especial para ellas sino que también  se les pueden suministrar los desperdicios orgánicos que sobren en tu casa.

Si te decides por esta opción de mascota debes tener en cuenta que necesitan un espacio provisto de tierra y zonas verdes para poderse desarrollar saludablemente.

Lo ideal al hacer de una gallina nuestra mascota es tenerla desde que sea un polluelo que tú seas la primera persona que vea, porque así seremos parte de su entorno familiar y esto facilitará su adiestramiento. Las gallinas no responden muy bien a la voz por lo que es mejor darle órdenes con gestos.

Debemos tener en cuenta que las gallinas no tienen tanta capacidad de interactuar como los perro o gatos por lo tanto no debemos esperar un comportamiento similar al de ellos.

Lo maravilloso de tener una gallina como mascota es que ella a cambio de nuestro amor y cuidados nos regalará un promedio de 200 huevos frescos por año y esto será por 8 años, haciendo que nuestra dieta diaria sea más deliciosa.

El promedio de vida de una gallina está entre los 5 y 10 años.

A las gallinas como a cualquier otro animalito debe prestárseles atención veterinaria. Debemos estar atentos a cualquier tipo de enfermedad infecciosa causada por hongos, virus o bacterias.