09 Octubre

La dieta BARF para tus animales domésticos

Alimentación mascotas
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

Muy seguramente eres de las personas que alimentan su mascota a base de concentrado y está bien, sin embargo ¿sabias que existe otro tipo de alimentación?

La dieta BARF, consiste en alimentar con comida natural a tu mascota; perro, gato u otro animal domésticos.

En algunas publicaciones se sugiere falsamente que la dieta BARF significa Bones and Raw Food es decir huesos y carne cruda.

Las siglas en inglés BARF vienen de Biologically Appropriate Raw Food y en español se conoce como la dieta (ACBA) Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados.

La dieta BARF consiste en alimentar a las mascotas con lo que ellas elegirían comer si pudieran decirlo pero de una manera muy saludable y nutritiva.

Esta alimentación consta de un 70% de carne de pollo, ternera, cordero, cerdo o pescado cruda o levemente cocinada. Huesos carnudos, vísceras crudas, especialmente hígado de pollo, de res o de ternera, corazón de pollo, de vaca y mollejas de pollo.

Huevos crudos, yogurt con probióticos, queso, aceite de pescado y de oliva.

Algo de verduras, frutas, legumbres y carbohidratos como brócoli, zanahorias, acelgas, manzana, pera, melocotón, fresas, avena, arroz integral, pan y pasta entre otros.

Requeriremos seleccionar alimentos naturales que tengamos a nuestro alcance.

Las características de la dieta BARF, son un tipo de alimentación que siempre ha existido pero perdió popularidad hace 40 años que salió al mercado el alimento para mascotas en forma de concentrado. Recientemente está despertando un gran interés de nuevo.

Los defensores de la dieta BARF dicen que es mucho más saludable que la que se ofrece con los productos ya procesados.

Aseguran que en los dientes del animal se acumula menos sarro, su pelaje es más brillante y disfruta este tipo de alimentación porque tiene variedad de texturas y sabores.

También exponen como un punto a favor diciendo que el   excremento se reduce en tamaño y no tienen un olor tan fuerte.

Existen grupos de personas que no están de acuerdo con la dieta BARF, prefieren el concentrado como la base de la alimentación de los animales.

Los no amantes de dieta BARF aseguran que tu mascota tiene la posibilidad de contraer numerosa enfermedades al consumir alimentos crudos.

Esto último es verdad, por eso, debes preparar la comida, separarla en porciones y congelarla por un mínimo de 3 días antes de dársela a tu mascota e ir sacando la ración diaria para evitar posibles agentes patógenos como la salmonella o la toxoplasmosis.

Para ellos esta dieta puede no estar muy equilibrada y faltarle nutrientes ya que no es sencillo escoger las porciones adecuadas de cada alimento, también aseguran que es una alimentación muy costosa por ser a base de carne.

Ambas dietas, con los cuidados necesarios que cada una requiera, son recomendadas y saludables para tu mascota.

Podrías darle los dos tipos de alimentación, pero no mezclados, ni a la misma hora, ambos tienen un tiempo diferente para su digestión.

Deben pasar al menos 10 horas entre una dieta y otra.

Sea cual sea la decisión que tomes para alimentar a tu mascota, asegúrate que sea de muy buena calidad y darle las porciones necesarias para que este siempre sana y saludable.