19 Enero

¿Cómo es el ciclo reproductivo de mi Gatica?

Gestación Gatas
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡La primera red social de mascotas en Colombia! queremos contarte como es el ciclo reproductivo de las gaticas.

Las gatas alcanzan la pubertad y salen por primera vez en celo normalmente entre los 6 y los 9 meses de edad.

Generalmente son más precoces las razas de pelo corto, como la siamesa, que puede presentar el primer celo a los 4 meses, y más tardías las de pelo largo, como la persa hasta los 15-17 meses.

El celo es el período en que los gatos están receptivos sexualmente, en el caso de las gatas es el período en el que aceptan al macho. Las gatas son poliéstricas, es decir, tienen varios ciclos de celos al año.

Comportamiento de las hembras en celo

Las gatas en celo se vuelven muy mimosas, cariñosas y se frotan constantemente. Incluso gatas que normalmente son un poco ariscas o no buscan mucho el contacto con su dueño, cuando entran en celo son “todo amores”. Al acariciarlas pueden adoptar una posición similar a la de la monta, con la cabeza baja y la cola ladeada.

Suelen tumbarse panza arriba y revolcarse y girar en el suelo o la alfombra.

Lo más molesto es que maúllan desesperadamente, en un tono muy alto, con el objetivo de que la oigan los machos.

Los órganos sexuales están más inflamados de lo normal, y la gata  lame esas zonas con más frecuencia.

Algunas hembras marcan la casa con su orina, que huele más fuerte, tipo amoniaco, al estar llena de feromonas para atraer a los gatos.

Cantidad de camadas por año

Cuando se permite que una gata vague libremente y se aparee durante todo el año, puede dar a luz a un máximo de cuatro camadas al año. El embarazo sólo dura alrededor de 67 días y transcurrida una semana después del parto, puede quedar nuevamente embarazada. Esto significa que una gata que está amamantando a su camada puede estar embarazada, por lo que puede tener nuevas crías cada tres meses.

Una gata no esterilizada que se aparea libremente es casi el equivalente a una fábrica de gatos debido a la cantidad de crías que puede tener en su vida. Aunque las gatas no se vuelven infértiles, con el tiempo pueden ser menos fértiles que cuando eran más jóvenes. Las gatas mayores también pueden tener camadas más pequeñas.

Una gata que recibe más luz del sol, o que recibe “baños de sol” en la ventana diariamente entrará en celo antes que otra gata que no toma el sol o no tiene mucha luz donde viva.

¿Por qué?

Como la naturaleza sabe que cuando hay más luz solar, hay más comida gatuna disponible (es decir, alimento suficiente para una mamá gestante y luego para los bebés gatito), se coordinan los ciclos. Así se ve que en la naturaleza todo está relacionado.

En primavera, cuando la tierra entera despierta y se vuelve más fértil, los gatos aprovechan para traer al mundo sus bebés mientras se puede disfrutar de la mayor “abundancia de comida”.