23 Abril

Primeros auxilios para mascotas que presentan envenenamiento.

perros-gatos-envenenados
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! les compartimos algunas acciones básicas de primeros auxilios para mascotas que presentan envenenamiento.

ENVENENAMIENTO EN PERROS Y GATOS

Es más frecuente el envenenamiento en el perro que en el gato, sobre todo en cachorros. Los gatos tienen un apetito más selectivo, lo que hace que desconfíen de sustancias desconocidas. Sin embargo éstos suelen afectarse más que los perros ante un envenenamiento, porque tienen mecanismos metabólicos menos eficaces que los perros para neutralizar los venenos.

En caso de una emergencia actuar a tiempo puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte y es por eso que conocer esta información es de vital importancia para tu perro o gato, ya que te permitirá prestar un tratamiento eficaz y adecuado a la hora de salvarle la vida.

Síntomas de envenenamiento

Entre los síntomas de envenenamiento animal más frecuentes están los vómitos, la diarrea, salivación excesiva, respiración dificultosa, mareos, hemorragias e incluso el coma. En los casos más graves, un  envenenamiento puede suponer una muerte demasiado rápida para ser detectada y tratada.

Muchos mitos se tejen en torno a este tema, pues, según los especialistas, productos como la leche y el aceite no son capaces de mitigar el efecto provocado por la ingesta de veneno. Darle leche o aceite no provocará ninguna reacción positiva y mucho menos les salvará la vida a nuestros animales. Esta es una leyenda urbana que podría perjudicar en caso suceda un envenenamiento.

La sal y el agua oxigenada al 3% son los  únicos componentes a la mano que ayudarían a contrarrestar los efectos de un producto nocivo.

Si notas  que tu perro o gato ha sido envenenado hace menos de una hora, se debe tomar inmediatamente un puñado de sal, abrirle el hocico e intentar que lo trague a fin de que vomite antes que la sustancia tóxica llegue a su estómago y la absorba.

En el caso del agua oxigenada  debe ser al 3% de lo contrario podrías hacerle más daño a tu mascota del que ya tiene. Debes diluir una parte de ella en dos cucharadas de agua y administrársela con una jeringa para que se la trague.

Una vez expulsado el veneno, el animal  debe ser conducido rápidamente al veterinario más cercano para que sea evaluado por un especialista, quien deberá inyectarle una dosis de atropina. Así, nuestra mascota habrá salido de cualquier peligro. Sin embargo, se advierte que este medicamento debe ser proporcionado solo por un médico, pues corremos el riesgo de intoxicarlos y provocarles la muerte si se le administra una dosis incorrecta.

Si el envenenamiento ha sido horas antes, estos remedios paliativos no le servirán de nada a nuestra mascota  porque ya el veneno ha sido absorbido. Debes acudir corriendo al veterinario para que pueda hacerle lavados intestinales y proporcionarle el antídoto necesario para contrarrestar el envenenamiento.