04 Mayo

La Arena de los Gatos

arena-de-gatos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! hemos sentido curiosidad por investigar ¿Cómo surgió, o quién se inventó la arena para gatos?

Sin duda esta arena es algo realmente grandioso, gracias a ella podemos convivir cómodamente con nuestra mascota en  casa.

Al señor Eduard Lowe es a quien debemos agradecerle este maravillo descubrimiento.

HISTORIA

Cuenta la historia que un día de enero de 1947, Kaye Drape le preguntó a su vecino Ed Lowe que trabajaba en la empresa de materiales de su padre si conocía algún tipo de arena absorbente para sustituir las cenizas o arena común que se solía usar para los gatos en aquella época.

Lowe pensó en seguida en la tierra de fuller, una arcilla granulada que es capaz de absorber su peso en agua, aceites o cualquier líquido. Le vendió esta arena y la señora encantada con el resultado volvió a comprar más.

Lowe con su instinto emprendedor empacó varias bolsas de esta arena marcadas “Kitty Litter” (basura de gato) y las llevó a la tienda de mascotas. El dependiente muy incrédulo le aseguró que nadie pagaría por comprar arena. Sin embargo, Lowe le dejó las bolsas.

Poco a poco fueron llegando a la tienda los dueños de gatos  por más y más arena cuando se dieron cuenta de su capacidad de absorción y su control de olores. Era maravilloso poder recoger cómodamente los excrementos y fluidos gatunos sin tener que cambiar constantemente la arena.

Fue un éxito, se incrementaron las ventas y  en 1964, Lowe, creó Tidy Kat, una empresa que al tiempo de su muerte valía 500 millones de dólares.

La clave de la arena absorbente es que contiene bentonitas, una arcilla con propiedades aglomerantes.

La principal ventaja de esta arena es que tanto los excrementos sólidos como los líquidos se compactan, por lo que es fá­cil separar la suciedad del resto de are­na.

Suele gustar a los gatos puesto que la caja permanece más tiempo limpia. Al eliminar la suciedad, también se minimi­zan los problemas de olores.