21 Mayo

Parásitos perjudiciales para nuestro perro

Parásitos en los perros
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

¡En Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! queremos darte información de dos tipos de parásitos muy perjudiciales para nuestro perro y que además pueden ser trasmitidos a los humanos.

PARÁSITOS PERJUDICIALES PARA NUESTRO PERRO

Nuestras mascotas están expuestas a hospedar varios tipos de parásitos como las tenias y lombrices intestinales.

Las tenias y lombrices pueden causar graves problemas a la salud de nuestras mascotas e inclusive a nosotros mismos porque se pueden transmitir.

Las Tenias también son conocidas como platelmintos. Son gusanos y su cuerpo es similar a una cinta que  puede llegar  hasta los 10 metros de extensión. A veces se la conoce como Solitaria.

Las tenias son principalmente parásitos del tracto gastrointestinal, viven en el intestino. Cuando el alimento digerido pasa a través del intestino, las tenías se aprovechan de la comida a través de la succión. Absorben estos alimentos a través de sus ventosas.

Los síntomas que generan son malestar estomacal en la mascota, nerviosismo, vómitos y convulsiones.

La mejor manera de prevenir la Tenia o Solitaria es mantener  a nuestro perro libre de pulgas y piojos ya que son los portadores de este gusano.

Las Lombrices o nematodos también se conocen como gusanos redondos.

El más grande de ellos puede llegar a los cinco centímetros de largo, pero su tamaño promedio es de unos 2,5 milímetros. Las especies más pequeñas no pueden ser observadas a menos que sea a través de un microscopio.

Las lombrices afectan el intestino de los perros,  gatos y otros animales.

En las mascotas ocasionan inflamación intestinal que suele ser acompañada de diarrea, vómitos, anemia y adelgazamiento.

En los cachorros puedes detectar las lombrices si notas que la panza de tu perro está demasiado inflada. También es importante revisar sus heces.

Este tipo de gusanos se pueden controlar teniendo especial cuidado sobre la higiene de tu perro.

Es muy importante que tu perro no esté en contacto con  las heces de otros animales que no han sido desparasitados, ya que puede contagiarse cuando se asea -mediante la lengua- o cuando sale a la calle y se frota sobre alguna superficie sucia.

Los animales dependiendo de su rutina deben ser desparasitados frecuentemente.

También suele ocurrir que los cachorros adquieran los parásitos en la ingesta de la leche materna, por lo que deben ser desparasitados a partir del primer mes de vida.

Recomendaciones importantes para evitar estos parásitos:

  • Desinfección de la zona donde suela dormir tu mascota.
  • Desinfección de la zona donde suela hacer sus necesidades.
  • Lavar las manos una vez toquemos cualquier perro.
  • Desparasitación cada 3 meses en perros adultos.
  • Eliminación de las heces en las zonas donde suela encontrarse nuestro perro.
  • Revisión anual de heces por parte de su veterinario a modo preventivo.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su  bienestar!