02 Noviembre

Gatos Persas | Origen, tipos y cuidados

gato-persa
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas la ¡primera red social para mascotas en Colombia!, así como muchos de nuestros lectores, adoramos los gatos.

Existen cerca de 100 razas de gatos que se pueden clasificar en 5 categorías:

  • Persas y Exóticos
  • Pelo ondulado o rizado
  • Pelo largo y semilargo
  • Pelo corto
  • Orientales y siameses

En su Coaspatitas, hoy queremos hablar de los gatos persas, por su belleza y peculiar personalidad.

LOS GATOS PERSAS

ORIGEN

Existe una hermosa leyenda que cuenta que el gato persa fue creado por un mago a partir de una chispa que saltó del fuego, el brillo de dos estrellas lejanas y un rizo de humo gris”.

Esta leyenda describe con bastante exactitud el aspecto y el temperamento del gato persa.

Los primeros gatos persas fueron introducidos en Italia desde Persia (actual Irán) en la década de 1620.

Sin embargo, muchos de los ejemplares que vemos hoy en día son fruto de cruces entre el gato persa de raza pura y el angora turco blanco, obteniendo de este cruce un pelo más sedoso y multiplicando la variedad de colores.

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE UN GATO PERSA?

El persa es un gato de gran tamaño, puede alcanzar los 7 kilos de peso. Su cuerpo es redondeado y musculoso y sus patas son cortas y anchas.

Tiene cabeza redondeada y ancha, orejas pequeñas, nariz  corta y chata sin morro, mide de 40 a 50 centímetros de longitud y alrededor de 30 cm de altura.

Sus ojos son  grandes y redondos, pueden ser de una gama amplia de colores; azul, cobre, naranja pálido, o verdes.

También pueden tener un color diferente en cada ojo. Otra de sus características diferenciales es su pelaje sedoso, largo y denso, puede ser de color blanco, negro, gris, chocolate, crema en incluso rojo o azul entre muchos otros.

¿CUALES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD DE UN GATO PERSA?

Cariñoso, presumido, de porte aristocrático, perezoso y muy tranquilo, así es el gato persa, uno de los felinos domésticos más queridos y admirados.

El gato persa no se mueve mucho, de hecho desde sus inicios se ha criado en interiores, no tiene instinto de salir a cazar y algunos ejemplares sufren agorafobia (miedo de salir).

A pesar de su aspecto elegante y señorial, que les da un aire altivo, el gato persa no podría ser más amoroso, tranquilo, dócil y fiel.  Adoran seguirte por la casa como un perrito, dormir contigo, y ser acariciados sin parar.

No son independientes, y carecen de instintos de defensa casi por completo, por lo que no es recomendables dejarlos en el exterior sin supervisión.

Además hacen poco ruido, ya que su voz es débil y maúllan poco. En definitiva, es el gato de interior por excelencia,  ideal para vivir en una casa.

Se compenetran perfectamente tanto con humanos como con gatos de otras razas, e incluso perros.

¿QUÉ CUIDADOS ESPECIALES REQUIERE UN GATO PERSA?

El gato persa, al igual que cualquier otra raza de gatos, requiere de cuidados veterinarios y de alimentación para mantenerse saludable. Es importante que consideres el calendario de vacunación que tu gato necesitará para mantenerse sano y libre de enfermedades comunes como la leucemia, o los parásitos.

Al ser gaticos que no les gusta moverse mucho pueden contraer sobrepeso.

La manera de evitar que el gato engorde y sufra todos los problemas de salud asociados a la obesidad es pedir consejo al veterinario sobre el alimento más conveniente para él, así como las dosis de comida recomendadas.

gato-persa-coaspaticasTienen tendencia muy marcada a que se les formen nudos en su pelaje si no se les cuida con esmero. Los más propensos son los persas blancos.

El cepillado diario también evitará la formación de bolas de pelo en el estómago porque al acicalarse tragará menos cantidad de pelo.

Los persas tienen predisposición a sufrir rinitis crónica como consecuencia de la conformación de la nariz. Incluso le produce dificultad para respirar cuando las aletas de la nariz son tan estrechas que tapan los orificios.

Presentan con frecuencia problemas oculares como exoftalmos (el ojo “no cabe” dentro de su órbita) y, consecuentemente, sequedad y posibles ulceraciones de la córnea. Así mismo, los animales con la nariz más plana suelen tener los conductos lagrimales deformados; las lágrimas se derraman fuera del ojo y dejan la típica mancha sobre la piel entre el ojo y la nariz.

Otro requisito a la hora de tener un felino de esta raza es no pasar demasiado tiempo fuera de casa. Los persas requieren más compañía que otros mininos por lo que las personas hogareñas o de edad avanzada que no salen mucho son las más recomendadas para él.

No juega mucho, le gusta  más de estar tirado en el sillón que persiguiendo un juguete, por lo que si tienes niños, no estará muy dispuesto al juego.

Los gatos persas son la raza de gatos favorita de millones de personas, el gato persa es la raza de gato más popular del mundo y la que mayor número de ejemplares registrados con pedigree presenta.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!