29 Noviembre

Cuidados para una perra que acaba de tener cachorros

perra-postparto
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! sabemos que después del parto de una perrita tendemos a preocuparnos un poco más por los cachorros porque los vemos indefensos y vulnerables, dejando incluso un poco de lado a la perrita.

Por eso, es muy importante tener claro, que ellas necesitan una serie de cuidados luego de dar a la luz, ya que su organismo no es el mismo que una perra que no ha parido nunca.

¿QUÉ CUIDADOS DEBO TENER CON MI PERRITA QUE ACABA DE SER MAMÁ?

Los cuidados para una perrita recién parida no requieren de mucho esfuerzo. Solo son unos simples cambios de rutina si su parto fue de forma natural.

Durante las primeras 48 horas después de tener a sus perritos, veremos una mamá cansada, agotada, con muy poco apetito y con muchas ganas de dormir; el parto las estresa mucho y además tiene 6 u ocho perritos pegados de sus mamas 20 horas al día.

Alimentación:

Como se dijo anteriormente, ella va a estar inapetente, por lo tanto es muy recomendable cambiarle el concentrado habitual por uno para cachorros porque es un alimento muy calórico, nutritivo y favorece la recuperación de la hembra al cubrir todas sus necesidades nutricionales. En general, necesitaremos un alimento con muchas proteínas.

Si elegimos la comida casera, en el momento de diseñar la dieta debemos tener presente que las porciones de carne deben ser mayores a las porciones de harina.

No es sano que no coma, debemos ser creativos a la hora de alimentar a la nueva mama y ofrecerle sus comidas preferidas porque los cachorros se están alimentando de sus nutrientes y la perra debe tener reservas para ella y permanecer fuerte y con buena salud.

Es aconsejable que su comedero se encuentre limpio y cerca del lugar donde duerme con sus cachorros.

El agua fresca y abundante no debe faltarle para que la mamá esté bien hidratada tras la pérdida de líquido que conlleva el parto y necesita tener buena  producción de leche para alimentar a la camada.

EVITAR DAÑOS EN SUS MAMAS:

Alrededor del mes de edad, los cachorros han desarrollado los dientes de leche y es recomendable vigilar que no se amamanten de manera tan habitual como cuando tienen menos semanas de vida, para evitar que la madre sufra heridas en las mamas.

Hay perras que apartan por sí mismas a los cachorros que ya tienen dientes para que no les hagan daño, pero cuando no es así, hay que apartar a las crías que pueden provocar lesiones a la madre,

Una vez que los cachorros tienen dientes de leche es recomendable iniciarles en la nutrición con alimentos sólidos específicos para ellos. De esta manera, se acostumbra al cachorro a su futuro alimento y se le aleja de la madre para que sus mamas no resulten dañadas.

Si durante el proceso de amamantar a los cachorros se presenta algún indicio de inflamación en las mamas debemos consultar al veterinario para realizar  un rápido y adecuado tratamiento.

Fomentar un ambiente tranquilo:

Es fundamental que esté en un lugar tranquilo, sin mucho ruido ni la molestia de otros perros porque como también les pasa a los humanos, se vuelven más sensibles y más irritables.

Las visitas a la perra tras el parto y a sus cachorros hay que controlarlas, para evitarles ansiedad.

¿SE DEBE BAÑAR UNA PERRITA RECIEN PARIDA?

Después del parto es común que la madre genere mal olor,  por las descargas vaginales y por los cachorros que tiene constantemente encima para mamar.

Cuanto más esperes para bañar a la perra después del parto, mejor. Deja pasar como mínimo una semana, pero piensa que después de bañarla, rápidamente volverá a ensuciarse, seguirá teniendo pérdidas vaginales por lo menos 10 días después de criar.

Además corremos el riesgo de intoxicar a los pequeños con el jabón que usemos

Lo que podemos hacer es limpiarla con paños húmedos o agua tibia. Esto la animará, ya que a nadie le gusta estar sucio y oloroso.

 

¿CUALES SON LAS SEÑALES DE ALARMA DESPUES DE UN PARTO?

Cuando la  perrita  recién parida expulsa líquido por la vagina con un olor desagradable, aspecto purulento o cuando ya han pasado cinco días y no cesa de sangrar.

Cuando no come ya transcurridos dos días del parto, así se le ofrezca su comida favorita.

Cuando pasados dos días después del parto, la perrita continúe con fiebre, se ve hinchada y deprimida; puede ser signo de retención de alguna de las placentas o de una infección.

Lo más importante es estar atentos a cualquier anomalía que puede presentar la orgullosa madre e inmediatamente consultar con tu veterinario de confianza.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!