18 Abril

Terapia para personas con discapacidad asisitida con perros

perro-guia
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! queremos compartir contigo los maravillosos beneficios que  brindan las Terapias Asistidas por Animales (TAA) a personas con distintos problemas de salud física y mental.

TERAPIA ASISTIDA CON PERROS

El perro es la mascota por excelencia. ¡Y es por una buena razón! No importa qué día pasaste o los malos momentos que pasaste, siempre están ahí para ti. Pero aparte de esta lealtad,  la terapia con perros es una de las otras grandes ayudas que estos animales nos brindan.

Este tipo de terapia se utiliza para ayudar a las personas con discapacidades, la enfermedad de Alzheimer, la depresión o incluso los niños con autismo. Aporta múltiples beneficios físicos, psicológicos y sociales.

¿Quién está indicado para la terapia con perros?

Los perros son las mascotas más utilizados en las terapias asistidas por animales. Se ha comprobado que ayudan a mejorar la salud y el bienestar de los pacientes. Este tipo de terapia se basa en la asistencia y la realización de intervenciones donde la interacción entre el animal y la persona se introduce como un punto clave.

Es importante entenderlo como un complemento de las terapias clínicas  y no como un sustituto o alternativa a otros tratamientos convencionales.

Además, estas terapias deben ser supervisadas y dirigidas por profesionales de la salud o la educación. Se necesita trabajo interdisciplinario para lograr los resultados esperados.

Este tipo de asistencia se ha utilizado eficazmente para tratar a las personas que sufren de una gran cantidad de problemas. Estos incluyen  trastornos emocionales y de comportamiento como el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), el estrés, la ansiedad o la depresión, o adicciones o alteraciones psíquicas y neurológicas como el Alzheimer. También se usa para trastornos del espectro autista, enfermedades venéreas como el SIDA o con personas dependientes y de edad avanzada.

Cualidades de los perros terapeutas

Los perros utilizados en estas terapias deben cumplir una serie de criterios o características específicas. Deben ser ágiles, activos, tener carácter, ser obedientes, cariñosos y pacientes. Una vez que se respeta este filtro inicial, deben ser entrenados como perros terapeutas.

Hay dos tipos de perros para diferenciar, dependiendo del propósito de la terapia:

Perros de servicio

Están preparados para ayudar a personas con necesidades especiales. Por ejemplo, los perros que sirven como guías para los ciegos, aquellos que asisten a personas sordas o aquellos que se convierten en apoyo para personas con discapacidades físicas.

Perros de terapia

Estos son los que se convierten en ayudantes o «co-terapeutas». Se utilizan para lograr una mayor interacción con los pacientes. Su trabajo se centra en las personas mayores, los niños con autismo o las personas con otro tipo de trastorno psicológico.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LAS TERAPIAS ASISTIDAS POR PERROS?

Beneficios psicológicos y emocionales

Para las personas que sufren daño cerebral, es muy útil seguir una terapia con perros porque aumentan su motivación. Como un método para facilitar su rehabilitación,  interactuar con estos animales sirve como incentivo y una forma de mantenerse activo. Alimentarlos o hacer actividades con ellos los estimula mentalmente. Esto les permite aumentar su atención y hacer esfuerzos para mantenerse al día con el ritmo establecido.

Además, también evita que se sientan solos . Los perros son considerados los mejores amigos del hombre porque nos aceptan incondicionalmente como somos nosotros, es por eso que representan un tipo de terapeuta natural,  que sirve como un antídoto para luchar contra la ansiedad, la depresión, el estrés o la monotonía.

Su compañía es muy agradable para los pacientes, especialmente si les gustan los animales. Normalmente, prefieren recuperarse junto con otro ser vivo y no a través de una serie de ejercicios totalmente mecánicos.

Además, el vínculo que se crea entre el perro y la persona va más allá de un afecto mutuo. Muchos consideran que es similar a la relación entre una madre y su bebé. Como resultado de todos estos beneficios, la terapia con perros mejora el estado de ánimo de los pacientes.

Beneficios físicos y sociales

La terapia con los perros aumenta la actividad física de los pacientes. Jugar y caminar con ellos ayuda a fortalecer los músculos, huesos y articulaciones. Además, esto facilita un mejor desarrollo del sistema vestibular y aumenta la fuerza muscular.

También mejora las habilidades motoras y la coordinación porque todos los sentidos del paciente son convocados, así como la vista, el oído o el tacto. A través de acciones simples como acariciar al animal, alimentarlo, cuidarlo o cepillarlo, se obtiene un mayor dominio de ciertos movimientos específicos, especialmente los de las manos y los brazos.

Así, además de ser un importante puente de comunicación entre el terapeuta y el paciente, la terapia con perros provoca el aprendizaje a través de juegos. Promueve el contacto social y el desarrollo de habilidades de ocio. También mejora múltiples habilidades como la empatía, el respeto, la comunicación, la cooperación y el trabajo en equipo.

¿Cuál es la gran ventaja de la terapia asistida por perros?

La versatilidad

La terapia con los perros se puede realizar tanto en grupo como individualmente. Depende de las necesidades de cada paciente y de la forma más adecuada de abordar la discapacidad, el trastorno o el problema de la persona. Además, a diferencia de ciertas terapias que solo se pueden realizar en un centro especializado, esto se puede hacer en casa. La atención personalizada puede ser para personas de cualquier edad, ya sean niños o adultos mayores.

Además de ser uno de los animales favoritos de niños y adultos, el perro ofrece oportunidades reales de curación. Su uso como complemento de la terapia puede brindarnos, como vemos, múltiples beneficios en todos los niveles. Es por eso que estamos integrando más y más perros para ayudar y apoyar las terapias para personas con trastornos o discapacidades.

Los perros utilizados con fines terapéuticos ayudan a las personas a recuperar la confianza en sí mismos, a mantenerse tranquilos, pero, sobre todo, les ofrecen felicidad y amor incondicional.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!