23 Mayo

¿Cuáles olores no les gustan a los gatos?

Olores que no le gustan a los gatos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! sabemos que  cada minino es único. Sus gustos y reacciones son muy personales, sin embargo, queremos compartirte una serie de olores que no le agradan a la mayoría de ellos.

¿CUÁLES OLORES NO LES GUSTAN A LOS GATOS?

Los gatos son la encarnación animal de la limpieza. Estas reglas, que son naturales e innatas en ellos, no solo se aplican a su higiene personal, también se aplican a su entorno y todo lo que tiene que ver con ellos. Tal es el caso de los olores, que ciertamente es un tema interesante dentro del mundo felino.

En primer lugar, debemos saber que los gatos tienen un sentido del olfato que es catorce veces más fuerte que el de un ser humano, lo que le da una capacidad asombrosa para oler.

Aromas cítricos

Los gatos no son fanáticos de las limas, naranjas, limones y olores similares.

De hecho, hay repelentes para gatos que contienen olores como estos. Si por ejemplo, estás tratando de evitar que tu gato se coma todas las flores de tu jardín, puedes rociarlas con un poco de aceite de naranja o esparcir la cáscara de algunas de estas frutas a su alrededor.

Banano

A pesar de que son muy sabrosos y ricos en potasio, los gatos no se llevan muy bien con esta fruta. Frota una cáscara de banano en el sofá, o déjelo allí por un día, si no quieres que tu gato duerma una siesta y deje su pelo sobre él.

Caja de arena sucia

 ¿A quién le gusta ir a un baño con mal olor? Lo mismo se aplica a los gatos, cuando su caja de arena está sucia, bajo ninguna circunstancia querrán acercarse.

Una caja de arena sucia puede hacer que tu gato se enoje contigo y, como una forma de demostrártelo, podría hacer su propia caja de arena en una alfombra, en una planta exótica e incluso en una prenda de vestir que ha caído al suelo.

Pimienta

Los gatos no aprecian los olores de los alimentos condimentados, como la pimienta, la mostaza o incluso el curry. Su sentido del olfato los percibe como si fueran tóxicos.

Aunque algunas personas lo recomiendan, no uses la pimienta  para disuadir a tu gato de ir al  jardín o al lugar donde no quieres que vaya.

La pimienta es muy irritante para la boca, y los ojos del minino; si la pimienta se impregna en las patas de un gato, que luego usan para arreglarse alrededor de los ojos, puede causarle un dolor terrible.

Jabones y desodorantes

Los gatos rechazan los olores fuertes y químicos. Ten cuidado con los jabones y productos de limpieza que obtienes, tanto para limpiar la casa como para su caja de arena y el tazón de comida, e incluso tus productos de higiene personal.

Aceites esenciales

 Los gatos aman la mayoría de las flores y plantas. Sin embargo, debido a su fuerte sentido del olfato, tienen problemas con los aceites esenciales. Son demasiado poderosos y pueden hacer que tengan una reacción bastante severa.

Ciertas plantas

Los olores de la lavanda, la ruda, el geranio, el ajenjo o el tomillo son algunos de los olores que los gatos odian.

El olor a cebolla o vinagre tampoco son de su agrado.

Hay formas efectivas y naturales de alejar a los gatos de las áreas no permitidas.

El agua es uno de los mejores repelentes naturales que existen. A los gatos no les gusta el agua, así que si atrapas a tu gato acercándose a un área restringida, dale un poco de spray (evitando los ojos). Haz esto unas cuantas veces y dejará de regresar a esa área en particular.

Coloca aceites naturales (citronela, lavanda, menta o limoncillo) en áreas prohibidas. Prepara una solución casera, mezclando una parte de aceite con tres partes de agua y rocíala donde no quieres que este tu minino. Los aromas desaparecerán después de unas pocas horas, pero el gato podrá olerlos durante mucho tiempo después.

No lo lastimes bajo ninguna circunstancia.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!