20 Junio

¿Por qué las mascotas son buenas para los niños?

mascotas-ninos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas queremos compartir contigo el resultado de algunas investigaciones que nos dicen que las mascotas son beneficiosas para los niños.

¿Por qué las mascotas son buenas para los niños?

Los niños mayores de seis años ya pueden asumir la responsabilidad y entender lo que significa ayudar a cuidar a un ser vivo. Aprenden que incluso los animales deben sentirse y ser tratados con responsabilidad.

Aunque realmente, son los niños mayores de 11 años, los que pueden asumir la responsabilidad casi por completo de un animalito. Por supuesto, un poco de control no hace daño y si se requieren circunstancias excepcionales, como una visita a un veterinario, entonces, por supuesto, deberías estar allí y ofrecerle tu apoyo.

Esto no significa que los bebés no puedan vivir con mascotas, pero las reacciones de los animales y los bebés deben ser vigiladas de cerca.

Sin embargo, tenga en cuenta que el requisito principal para tener una mascota, es que todos los miembros de la familia la acepten y aprecien. Es tarea de los padres enseñar a sus hijos cómo tratar a su compañero animal de la manera correcta.

Beneficios de la convivencia de mascotas y niños

Promueve la responsabilidad

El cuidado de una mascota requiere de actividades que pueden incluir a los niños, despertando su sentido de responsabilidad:

  • Alimentar y llenar el bol de beber.
  • Salir a pasear con la mascota.
  • Bañarlo.
  • Limpiar el juguete del peludo
  • Sostenerlo mientras viaja en el carro.
  • Recompensarlo si es bueno.
  • Enseñarle diferentes trucos.
  • Limpiar el lugar para dormir, etc.

Ayuda al desarrollo de la personalidad

Los niños que crecen con una mascota y la cuidan regularmente, desarrollan una personalidad más positiva que los niños que no la tienen. Son más activos, más equilibrados y tienen un alto nivel de competencia social. Los niños hiperactivos también pueden tener una relación de calma con un animal.

Bálsamo para el alma

Los animales aceptan a los humanos como son. Su afecto incondicional es bueno para nuestra alma. Por ejemplo, un estudio científico encontró que los niños de padres divorciados sufren mucho menos la separación de los padres cuando viven con un perro. Una mascota ayuda a los niños a sobrellevar bien la difícil situación: la relación con el perro permanece intacta y libre de conflictos: el animalito continúa brindando seguridad al niño y es un compañero confiable.

Buen rendimiento en el colegio

La relación afectuosa con una mascota puede tener un efecto positivo en el rendimiento académico de un niño. En un estudio, los científicos examinaron la relación entre las mascotas y el rendimiento escolar y el comportamiento social.

El resultado: cuando hay una conexión cercana con la propia mascota, los estudiantes tienen una mayor competencia social que los niños que no tienen esta relación, tienen menos dificultades de aprendizaje, son más resistentes, más equilibrados y más responsables.

Reduce las enfermedades

Aunque muchos padres temen que las mascotas puedan afectar negativamente la salud de sus hijos, en realidad, ayudan a desarrollar un sistema inmunológico más fuerte.

Los niños entran en contacto con virus y bacterias a una edad temprana, lo que obliga al organismo a producir anticuerpos para repelerlos. El pelo de perro o gato en el piso reduce el riesgo de futuras alergias hasta en un 50%.

Sin embargo, hay enfermedades que son transmitidas por animales y no pueden ser derrotadas por el organismo de un niño, por ejemplo, parásitos o enfermedades fúngicas, pero se pueden evitar si la mascota está debidamente vacunada y desparasitada.

 El primer amigo

Esto es particularmente ventajoso si es un hijo único, porque la mascota será el mejor amigo del niño. No hay mejor niñera que un perro, porque apoyará a su pequeño amigo humano en todos los sentidos y siempre lo ayudará.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!