11 Julio

Los collares en los gatos

collar-gatos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas  nos ha parecido de interés realizar este artículo para compartirles lo bueno y lo malo que es ponerle a nuestro minino un collar.

Los collares en los gatos

La razón principal por la que los dueños de los  gatos usan collares, es porque les proporcionan un lugar para colgar las etiquetas de identificación.

La estética es otra razón para colocarle un collar a un gatito. ¡Es indudable que se ven hermosos! pero debe primar su propia seguridad.

¿Cuáles son las desventajas de los collares con campanas para gatos?

El uso de campanas en un collar tiene grandes inconvenientes:

1) Control de plagas

Si confías en tu gato para controlar una población nativa de plagas, las campanas pueden no ser ideales. Las ratas y los ratones escucharán a tu gato y saldrán corriendo.

2) Falta de sigilo

Además, recuerda que a los gatos no siempre les gusta hacer sentir su presencia. Si llevan un collar con campanas, no podrán permanecer ocultos. Esto puede no ser un inconveniente en el hogar, pero afuera podría ser diferente; tu gato podría quedar expuesto a la intimidación de otros animales. Es imposible deslizarse en las sombras y evitar a los enemigos cuando cada movimiento anuncia tu presencia.

3) Seguridad

Las preocupaciones sobre los collares giran en torno a la seguridad del gato. Si vas a colocar un collar alrededor del cuello de tu gato, debes asegurarte que se ajuste adecuadamente.

Hay una regla simple que puedes aplicar. Siempre debes poder deslizar dos dedos debajo del cuello. Si no puedes, el collar está demasiado apretado.

Si tu gato es un aventurero, correrá el riesgo de trabar su collar en algo. A muchos mininos les encanta trepar y gatear en espacios pequeños.

Pelear también puede resultar peligroso, ya que los collares les dan a los gatos rivales algo para enganchar sus garras y hacerle mucho daño sin que él se pueda defender adecuadamente.

¿Son las campanas en los collares, dañinas para los gatos?

Los felinos poseen un agudo sentido auditivo, son sigilosos y audaces y tener un ruido tan cerca de las orejas puede perturbarlos más de lo que crees.

A los gatos les gusta la calma y el silencio, así que alterar esto de manera deliberada no hará más que perjudicar la calidad de vida de tu mascota. Poner un cascabel a nuestro gato puede significar que tengamos en casa un minino estresado y apático.

Si tu gato es asustadizo  por naturaleza, un collar con campana resultará psicológicamente dañino. Los gatos que saltan a los ruidos repentinos estarán en un estado regular de ansiedad.

Si a pesar de todo esto, te parece que es necesario que tu gato lleve un cascabel, te recomendamos que utilices una campana pequeña para que el ruido que emita sea lo más bajo posible y lo ideal es comprarle un “collar separable” que es el que se suelta automáticamente cuando se coloca suficiente fuerza, para evitar que el minino se ahogue o se estrangule en determinadas ocasiones.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!