08 Agosto

La eclampsia en las perras

eclampsia
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! creemos que es de gran interés que los dueños de perras embarazadas, estén atentos a una enfermedad que puede ser mortal y que puede ocurrir en la víspera del parto o en el período postnatal, durante la lactancia. 

La eclampsia en las perras

La eclampsia, o fiebre de la leche, es una grave enfermedad que sufren las hembras lactantes cuando no tienen suficiente calcio en su sangre. Puede presentarse durante las 4 primeras semanas de iniciada la lactancia. También la padecen algunas perras preñadas, antes incluso de tener a sus cachorros.

La hembra lactante necesita calcio para formar la leche y su cuerpo lo obtiene de su sangre y huesos. El embarazo es, junto con la lactancia, una de las etapas de la vida en la que más requerimiento de energía se precisa.

Los fuertes cambios que experimenta el cuerpo de la hembra para alojar a los cachorros que crecen en su útero requieren dosis de nutrientes extra, que el dueño debe suplir con ciertos cuidados específicos en la alimentación de la perra gestante.

Sin embargo, tras el parto, no acaba el trabajo para ella. La producción de leche para amamantar a la hambrienta camada supone un desgaste faraónico para el cuerpo de la perra, ya debilitado por las nueve semanas de la gestación. La lactancia es un trabajo extenuante que durará, al menos, otras seis semanas.

La eclampsia es una verdadera emergencia y el tratamiento debe implementarse sin demora. Supone la hospitalización de la hembra para aplicarle inyecciones de calcio por vía intravenosa, así como una reanimación médica adaptada a la situación.

Síntomas de la Eclampsia

Es crucial aprender a reconocer la eclampsia, ya que si no se detecta a tiempo puede dañar el sistema nervioso de nuestra mascota y morir de agotamiento:

  • Nerviosismo exagerado.
  • Fiebre.
  • Problemas al andar, mala coordinación de movimientos.
  • Espasmos musculares, que pueden causar un infarto.
  • Respiración dificultosa.
  • Desinterés o agresividad hacia los cachorros.

Cabe señalar que no siempre se presentan todos los síntomas, a veces solo hay unos pocos. Es importante no perderlos de vista porque los primeros síntomas de la eclampsia en unas pocas horas, o en algunos casos minutos, pueden convertirse en una etapa grave.

Si la perra está amamantando, separarla de la camada de forma temporal puede ayudar a que nuestra amiga de cuatro patas se recupere, los cachorros deben ser destetados y alimentados artificialmente, hasta que la condición de la hembra vuelva a la normalidad.

“Los animales todo lo que necesitan es amor y cuidado para ser felices y saludables”.