05 Septiembre

6 cosas que tu perro mayor quisiera contarte

perro-mayor
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! queremos compartirte:

6 COSAS QUE TU PERRO MAYOR QUISIERA CONTARTE

Tener un perro es una de las mejores cosas del mundo, y cuando se vuelve mayor necesita una dosis extra de amor y cuidado para que sus últimos años sean placenteros.

Es muy doloroso ver que nuestro hermoso peludo tiende a aumentar de peso, y sus sentidos empiezan a fallar.

El comportamiento de un perro mayor te dará muchas pistas sobre lo que necesita, pero a veces es útil expresarlo con palabras.

Si tu perro mayor pudiera hablar, aquí hay algunas cosas que probablemente te diría:

Ya no puedo ver tan bien ni tampoco puedo oír bien

Si tu perro está empezando a ignorarte, es posible que realmente no te escuche cuando lo llamas o que no pueda ver la pelota que le  arrojaste.

En el caso de la pérdida auditiva, una de las formas en que pueden prepararse para una transición suave a la sordera es comenzar a entrenarlo con señales manuales.

La pérdida de visión es otro problema,  tu perro se vuelve más torpe, no puede encontrar el plato con comida o el tazón con el agua, y no quiere moverse tanto o se sobresalta fácilmente.

Estoy un poco más ansioso ahora

Los perros mayores a menudo tienen más dificultades para manejar el estrés.

Las cosas que antes no eran problema pueden llegar a serlo, como la ansiedad por separación, nuevas fobias por ruido o simplemente actuando más irritado o agitado de lo habitual.

Algunos,  pueden volverse más pegajosos, mientras que otros,  pueden querer quedarse solos con más frecuencia.

Puedes ayudar a reducir la ansiedad de tu perro invitándolo a caminatas cortas más frecuentes o jugando con él. Lo más importante es que debes ser lo más  amoroso y paciente posible.

Me enfrío más fácilmente ahora

Hay una razón por la que a los perros mayores les gustan las camas cálidas y acogedoras: no es tan fácil regular la temperatura corporal.

Un perro que podía estar afuera, en un día frío, probablemente ahora que es mayor, necesitará un suéter para sus caminadas.

Mantenerlo calientico  ayudará a minimizar la rigidez de las articulaciones y los músculos, e incluso lo ayudará a evitar enfermedades, ya que su cuerpo no se centrará por completo en mantenerse caliente.

Cuando aparece el dolor en las articulaciones, los analgésicos antiinflamatorios recetados por un veterinario podrían ser útiles.

Puedo tener el mismo apetito, pero no puedo quemar calorías como solía hacerlo

La obesidad es uno de los principales problemas de salud para los perros mayores, y puede causar otros problemas.

La razón por la cual los perros mayores tienden a volverse obesos no es solo porque su nivel de energía y actividad disminuyen, sino también porque cambian sus necesidades calóricas generales.

Es  hora de cambiar a alimentos diseñados para perros  mayores, que tienen menos calorías, más fibra y menos grasa y suplementos nutricionales adicionales. Es posible que necesite minimizar las golosinas que recibe durante el día.

A veces me confundo y puedo olvidar algunas de nuestras viejas reglas

Una pérdida de la capacidad cognitiva es común con el envejecimiento. Es posible que tu perro olvide cosas simples. Puede que le resulte más difícil realizar tareas o aprender nuevos trucos.

De hecho, puede olvidar los comportamientos que conoce desde hace mucho tiempo,  y los  accidentes de baño pueden volverse más comunes.

Necesito un poco de cuidado extra en mi cuerpo

Los perros mayores a menudo experimentan cambios en la piel, el pelaje e incluso las uñas. Su piel puede volverse seca y su pelaje más grueso. Un suplemento de aceite de coco o salmón con las comidas puede ser de gran ayuda para resolver el problema.

La piel del perro también puede volverse más delgada, por lo que las lesiones pueden ser más probables.

El recorte de las uñas deberá ser más frecuente ya que no está limándose las uñas a través de actividades, por lo que es importante tener especial cuidado.

Hay muchas más cosas que debes vigilar a medida que tu perro envejece, incluido un buen cuidado dental para evitar la enfermedad de las encías.

Todos los síntomas de envejecimiento deben ser comentados con tu veterinario, ya que existen alternativas y medicamentos que ayudaran a que tu perro tenga un final feliz.

Aunque puede parecer mucho trabajo cuidar a tu perro cuando llega a la tercera edad, esa devoción tiene sus propias recompensas especiales, que incluyen saber que has hecho todo lo posible por un compañero que ha dependido de ti desde que llego a tu vida.