07 Noviembre

Comida humana que es venenosa para los gatos

comida-veneno-gatos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

¡En Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! queremos compartirte algunas indicaciones aconsejadas por nuestros expertos al momento de alimentar a tu gato.

Comida humana que es venenosa para los gatos

Cualquier alimento no diseñado específicamente para gatos puede afectarles el sistema digestivo, provocando vómitos, diarrea o pérdida de apetito.

Alcohol

Tan solo una cucharada de alcohol podría desencadenar vómitos, pérdida de coordinación, desorientación y estupor.

En casos severos, puede provocarle daño hepático, cerebral, convulsiones, coma y hasta la muerte.

Café, té y bebidas energéticas

Ambas contienen cafeína y pueden hacer que tu gato se inquiete, sufra de respiración rápida, palpitaciones cardíacas y temblores musculares.

Queso y leche

Quizás sorprendentemente, los productos lácteos ocupan un lugar destacado en la lista de lo que los gatos no pueden comer.

Esto se debe a que algunos mininos son intolerantes a la lactosa y si consumen productos lácteos pueden presentar un fuerte daño estomacal.

Si por algún motivo le das leche a tu gato es mejor que sea leche deslactosada.

Uvas y pasas

Los perros pueden sufrir insuficiencia renal aguda al comer uvas o pasas, y aunque la toxicidad en los gatos es solo anecdótica, te recomendamos encarecidamente que mantengas estos alimentos fuera del alcance de tu minino.

 Xilitol

Es un edulcorante utilizado en muchos alimentos sin azúcar, lo podemos encontrar en chicles y algunos productos horneados como galletas.

No hay registros de gatos que se enfermen con este producto, pero en perros puede causar una caída severa en el azúcar en la sangre, causándole convulsiones o incluso la muerte.

Es mejor estar seguro y no dejar que tu gato coma alimentos que contengan este ingrediente.

El chocolate, un dulce tóxico para el gato

El chocolate contiene teobromina y el gato tiene un metabolismo que carece de la capacidad de eliminar esta sustancia. Por ello, si se acumula en grandes cantidades en la sangre del felino, resulta tóxica y mortal para él.

Limón tóxico para gatos

El limón es veneno para gatos, debido a sus fuertes aceites esenciales.

Verduras

Los gatos tienen un tracto intestinal demasiado corto para digerir verdura.

El motivo es son carnívoros puros, y la carne necesita menos longitud para que sus nutrientes sean absorbidos en el intestino.

Los vegetales tienen gran cantidad de fibra y son más difíciles de procesar y absorber, por eso los herbívoros tiene tractos más largos.

Tu gato no tendrá ningún problema con porciones pequeñas de ciertos productos de la huerta: zanahorias, calabacines, brócoli y habichuelas verdes que pueden digerirse en pequeñas raciones, pero se deben cocinar, porque crudos son más difíciles de tragar y digerir.

Cebollas y ajos

Todos los miembros de la familia de la cebolla pueden causar problemas si se comen en cantidad suficiente.

No es probable que un poco de cebolla o ajo en alguna salsa cause ningún problema. Sin embargo, comer un diente de ajo o una cebolla verde puede causar malestar digestivo.

Comer cebolla de forma regular puede causar anemia.

La sal: condimento peligroso para gatos

Los alimentos específicos para los gatos contienen la proporción adecuada de sal, pero si el dueño quiere ofrecer algún extra culinario, es recomendable alimentos bajos en sal.

El gato con problemas cardiovasculares debe evitar siempre la sal para mantener su enfermedad bajo control.

El azúcar

No es un alimento tóxico para gatos, pero tiene en ellos consecuencias parecidas a las que provoca en los humanos, tales como pérdida de dientes, obesidad e incluso diabetes.

Carnes saladas y embutidos

Tampoco son un alimento toxico para gatos, pero tienen mucha sal y grasas.

Así que úsalas sólo como una chuchería, no como comida normal. Si abusamos de forma continuada, podrían provocarle a nuestro gato obesidad, hipertensión o pancreatitis

NUNCA debes dar a tu gato aguacates, albaricoques, cerezas, ajos, cebollas, champiñones ni uvas ni pasas.

Estos últimos contienen elementos que resultan tóxicos para tu mascota; la cebolla, por ejemplo, contiene una sustancia llamada tiosulfato que puede ser dañina para los glóbulos rojos del gato.

SÍNTOMAS DE TOXICIDAD

La toxicidad puede manifestarse en forma de vómitos, una sed anormal, molestias abdominales e inquietud; en casos peores: ansiedad grave, temblores musculares, ritmo cardíaco irregular, incremento de la temperatura corporal, convulsiones e incluso la muerte.

Cuidado inmediato

Si sospechas que tu gato ha comido comida humana que es venenosa para los gatos, intenta determinar cuánto pudo haber comido y comunícate con tu veterinario para obtener consejos específicos.

Un felino delgado, que pese entre dos y tres kilos, puede ponerse en peligro con pequeñas cantidades de un alimento que no es su concentrado habitual.

Esto puede implicar hospitalización, líquidos intravenosos y análisis de sangre.

IMPORTANTE:

  • Los huesos carnosos crudos y duros proporcionan beneficios importantes para la salud de los mininos, como mantener sanos los dientes y las encías, pero no se le deben dar cocinados porque pueden astillarse y causar daños internos o bloqueos potencialmente fatales.
  • El atún le gusta al gato por su textura y sabor, pero es una carne que carece de una sustancia llamada taurina, un aminoácido esencial para el correcto funcionamiento del metabolismo felino.

¡Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia, debemos cuidarlas, amarlas, respetarlas y sobre todo entender que dependen de nosotros para su bienestar!