26 Diciembre

El sarro en los dientes de tu perro

sarro-dientes-perros
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

Desde ¡Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! queremos compartirte lo que deben saber los papás de perros sobre los dientes de sus mascotas.

SARRO EN PERROS

Al igual que con los humanos, los dientes de los perros están bajo el ataque constante de bacterias responsables de la formación de la placa dental, que se mineraliza para formar sarro siendo el responsable del mal aliento, y también, el causante de diversas enfermedades.

 La formación de sarro en perros

Las bacterias presentes naturalmente en la saliva, se adhieren a la superficie de los dientes y producen sustancias que forman una película de color naranja que cubre los dientes y gradualmente se mineraliza y se extiende debajo de las encías formando el sarro.

 Las consecuencias del sarro

El sarro en los perros no es solo un problema estético, sino un verdadero problema de salud.

En primer lugar, el sarro es el responsable del mal aliento en los perros: ¡un perro con dientes limpios es un compañero mucho más agradable porque tiene menos mal olor! Puede sonar ridículo, pero el mal aliento a menudo es una barrera real en la relación entre el perro y el cuidador.

La formación del sarro puede producir gingivitis (inflamación de las encías), sangrado durante las comidas, infecciones orales y abscesos.

Además, los microbios que se desarrollan allí pasan a la sangre y pueden fijarse en diferentes órganos (corazón, riñones), lo que contribuye al desarrollo de enfermedades que pueden ser graves: insuficiencia cardíaca y renal en animales de edad avanzada.

Los dientes también pueden verse gravemente afectados.

¿Qué hacer si tu perro tiene sarro?

Primero, observa cuidadosamente la aparición de sarro observando regularmente los dientes de tu perro; el sarro aparece primero en los dientes inferiores, como los molares y premolares, y luego en los colmillos.

Si ves que las encías están rojas, hinchadas o que a veces sangran, entonces es hora de hacerle una limpieza profunda a tu perro por parte de un veterinario.

Es un procedimiento indoloro, que debe realizarse por lo menos cada 3 años.  Se coloca al perro bajo anestesia general para que permanezca inmóvil y se realiza con la boca abierta durante todo el proceso.

 ¿Qué hacer para prevenir la aparición de sarro?

La forma ideal de mantener una buena higiene bucal en tu perro es cepillarle los dientes regularmente tan pronto como tenga los dientes adultos: entre 6 meses y un año de edad. Esto es posible si acostumbras a tu perro a ser manipulado muy joven.

También hay kits especialmente adaptados, que consisten en una almohadilla para los dedos (tapa de goma con aspereza, para poner en el dedo) y una pasta de dientes abrasiva cuyo sabor se adapta a los perros.

Esto te permite limpiar adecuadamente los dientes de tu perro, una o dos veces por semana suele ser suficiente.

Pasta dental en forma de pastillas

También podemos encontrar en el mercado pastas dentales en forma de pastillas masticables que se administran a nuestra mascota todos los días en forma de regalo o productos líquidos que se disuelven en el agua que bebe o en polvo que se esparce en los alimentos.

Esta es muy buena opción para los perros pequeños que son difíciles de manejar.

Si el aliento de tu perro no es su principal atractivo, corrígelo con estas fabulosas pastillas masticables, que además contienen proteínas y minerales.

Con esta sana y eficaz opción dejarás atrás el molestoso proceso de cepillado y tendrás control en la eliminación de bacterias.

Recuerda que el cuidado bucal de nuestras mascotas es un asunto que no podemos descuidar, porque podríamos comprometer su salud.