02 Abril

7 Errores que debes evitar cuando sales de paseo con tu mascota

pasear-perro
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! Sabemos que los perros deben salir de casa para moverse y quemar energía, respirar aire fresco y socializar con las personas y otros animales.

Pero puedes estar cometiendo algunos errores cuando lo llevas de paseo.

 7 ERRORES QUE DEBES EVITAR CUANDO SALES DE PASEO CON TU MASCOTA

Es la falta de información, lo que lleva a aceptar comportamientos incorrectos como válidos.

Un buen dueño pasa mucho tiempo con su perro, por ejemplo, llevándolo a pasear 3 ó 4 veces al día.

Pero, con el tiempo, es posible que dejemos de prestar atención a detalles muy importantes, tanto para la salud del animal como para el respeto por los demás y el medio ambiente circundante.

Si realmente quieres salir con tu perro correctamente, esto es lo que debes evitar:

 

  1. NO DEJAR QUE EXPLORE LOS OLORES

El sentido del olfato es muy importante para los perros, porque gracias a él pueden encontrar su camino, encontrar comida, identificar a una persona o incluso prevenir un peligro o una amenaza.

Cuando tu perro huele la basura, otros desechos de animales o cualquier otra cosa en la calle, se tiende a tirar automáticamente de la correa para alejarla.

Por el contrario, debes permitirle a tu mascota que huela el entorno y que entre en contacto con los «aromas» de otros perros cercanos.

Lo creas o no, este hábito no solo le permite comprender el entorno, sino que también sirve para relajarlo.

 

  1. NO RECOGER SU POPO

¿Has olvidado la bolsa? ¿Tienes prisa? ¿No te gusta hacerlo?

Recolectar las heces de tu mascota no es la tarea más hermosa del mundo, pero es obligatorio hacerlo para mantener limpias las carreteras y los parques.

Además, evitará el contagio de enfermedades, el mal olor y que otros puedan pisotear los excrementos.

Es una responsabilidad que también es un sentido cívico y respeto por los demás.

 

  1. TIRAR DE LA CORREA

Incluso si su mascota te jala de la correa, no debes usar la fuerza opuesta para acercarlo a tu lado.

¡Los perros pueden ser muy tercos! Además, las razas grandes pueden hacerte perder fácilmente el equilibrio e incluso caer si no tienes cuidado.

Por otro lado, debes saber que tirar de la correa del perro no es bueno para su salud ya que causa estrés, problemas de garganta y presión intraocular.

¿Cómo evitar esta situación?

Enséñale a tu perro a caminar siempre a tu lado.

 

  1. DÉJARLO LIBRE EN ÁREAS PÚBLICAS

Uno de los errores más frecuentes al llevar a tu perro a pasear es llegar a un parque público y, sin dudarlo demasiado, liberar al perro, que comenzará a correr, incluso lejos, sin más control.

A todos nos gusta ver a un perro corriendo a toda velocidad, liberando el exceso de energía acumulada durante las horas que pasan en casa.

Pero este hábito puede ser estresante para otros animales, peligroso para los niños pequeños e incluso perjudiciales para tu propia mascota.

 

  1. NEGARSE A JUGAR JUNTOS

En lugar de dejar que tu perro corra desesperadamente, ¿por qué no lo aprovechas para jugar juntos?

Hay muchas actividades que pueden hacer juntos, usando pelotas, frisbees y mucho más.

 

  1. FALTA DE SOCIALIZACIÓN

Un perro que no socializa tiene más probabilidades de sufrir ansiedad, miedo o estrés. Por lo tanto, es esencial que entre en contacto con otros animales desde una edad temprana.

El parque es un lugar ideal para esto, pero bajo ciertas «condiciones».

Nunca debes forzar a tu mascota a ser ‘amiga’ de otros animales.

Ellos son los que tienen que acercarse, olisquearse y sentirse cómodos. Quizás la primera vez que el contacto sea superficial y distraído, pero en ocasiones posteriores, podrán reconocerse y jugar juntos.

 

  1. PERDER DE VISTA A TU PERRO

Una de las principales responsabilidades al pasear a tu perro es nunca perderlo de vista.

Siempre tendrás que saber dónde está, qué hace y estar listo para intervenir en cualquier momento.

Mantén contacto visual con tu amigo de cuatro patas, y tan pronto como se vaya, llámalo y trata de evitar cualquier situación peligrosa.

Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y dependen de nosotros para su bienestar y felicidad.