21 Mayo

Pueden los dueños hablar con su perro

entrenamiento-perro
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! compartimos con ustedes una pregunta muy frecuente que se hacen los amantes de los animales:

¿PUEDEN LOS DUEÑOS HABLAR CON SUS PERROS?

¡Si pueden  hacerlo!

Hablar con un  perro de la manera correcta le permite aprender a entenderte y cumplir tus órdenes.

En Coaspatitas, te daremos algunos consejos clave para hablar con tu perro de manera efectiva y facilitarte su entrenamiento, además te serán muy útiles para comunicarte diariamente con él.

¿Cómo hablar con mi perro?

Cuando queremos enseñarle algo a nuestro perro la comunicación juega un papel fundamental.

En primer lugar, durante las sesiones de entrenamiento, deberás estar relajado, tranquilo y concentrado para que tu mascota comprenda claramente lo que deseas transmitirle.

En este sentido, será esencial saber cómo usar las palabras correctas para expresar órdenes o tareas. Sin embargo, también es esencial aprender a usar un lenguaje no verbal, de hecho, usar tu cuerpo para comunicarte con tu can facilita el aprendizaje.

Consejos para comunicarte efectivamente con tu perro

¿Cómo llamar su atención?

Antes de comenzar a enseñarle algo a su perro, será esencial captar su atención y asegurarte de que él también esté concentrado. Idealmente, tu perro ya ha aprendido a responder siempre tu llamada, usando su nombre o una llamada básica reconocible para él.

En caso de que sea un perro sordo, podemos golpear el suelo ligeramente para llamar su atención. Los perros sordos perciben las vibraciones perfectamente, incluso si no suenan.

Establecer una palabra para cada orden

Los perros tienen una capacidad increíble para comprender las palabras que les enseñamos.

Cada orden que deseamos enseñarle a nuestro perro debe estar representada por una sola palabra. Por lo tanto, es esencial utilizar términos simples, claros y objetivos para facilitar su aprendizaje.

Lo ideal es elegir términos cortos que sean fáciles de pronunciar y que no se puedan confundir fácilmente con otras palabras. Muchos tutores, por ejemplo, eligen entrenar a sus perros con palabras en otro idioma, para no confundir al animal.

Usa el lenguaje corporal para hablar con el perro

Durante el entrenamiento, cada orden verbal que se pronuncia debe ir acompañada de un gesto claro que simbolice lo que transmitimos.

Por ejemplo, la orden de permanecer quieto puede ir acompañada del brazo extendido y la palma de la mano abierta a la altura de su cara.

Usar tu cuerpo es la clave para comunicarte de manera más efectiva con tu mejor amigo.

Enséñale solo una orden a la vez

Normalmente estamos tan sorprendidos por la capacidad de aprendizaje de nuestros perros que queremos enseñarles mil cosas a la vez.

Pero recuerda que un exceso de estímulos a  menudo confunde al animal y dificulta la asimilación integral de cada orden.

Cuando entrenas a tu perro, es esencial presentar solo una orden a la vez, con el término y el gesto que has elegido para representarlo.

Esta tarea debe practicarse individualmente hasta que el peludo pueda asimilarla y reproducirla perfectamente.

Es aconsejable reservar un día a la semana para revisar todos los pedidos que tu mascota ya ha aprendido. De esta manera,  no olvidará ni confundirá las actividades que se le requieren diariamente.

Nunca uses la violencia para comunicarte o enseñar

Puede suceder que tu perro adopte comportamientos inapropiados o desagradables, especialmente si es un cachorro o esta recientemente adoptado y aún no se ha acostumbrado a su nuevo hogar.

Cuando un perro no se comporta correctamente, la violencia nunca debe usarse para reprenderlo.

Los métodos negativos, como los reproches con cantaleta y los castigos, someten al animal a emociones negativas, como el miedo y el estrés. Son métodos que no son efectivos para enseñarle o comunicarle lo que esperamos de su comportamiento.

Para educar a tu perro, alentarlo a comportarse y a obedecer, te recomendamos el uso de refuerzos positivos. De hecho, al recompensar a tu perro por su buen comportamiento, lo ayudarás a asimilar mejor las enseñanzas y mejorará en gran medida su vínculo de confianza y amistad contigo.

 Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y dependen de nosotros para su salud y su bienestar