11 Junio

Podría ser mi perro alérgico a su comida

perros-alergia-comida
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡La primera red social de mascotas en Colombia! sabemos que los animales al igual que los humanos tienen alergias alimentarias que pueden variar desde picazón e irritación hasta ser graves y peligrosas.

¿PODRÍA MI PERRO SER ALÉRGICO A SU COMIDA?

Las  alergias alimentarias provocan una respuesta inmune, que puede variar en síntomas de afecciones de la piel, signos gastrointestinales o una combinación de ambos.

En algunos casos puede ocurrir una reacción severa que resulta en anafilaxia, similar a los síntomas de alergias severas al maní en humanos donde se comprometen de manera peligrosa el sistema cardiovascular y respiratorio con el riesgo de que nuestro can entre en estado de shock.

Las alergias alimentarias en los perros pueden comenzar a cualquier edad. Pueden aparecer incluso si el perro ha estado comiendo la misma comida durante meses o años.

Síntomas

Si tu perro tiene alergia a los alimentos puedes notar:

  • Picazón en la piel:

La piel irritada y con picazón puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo de tu perro; a menudo ocurre cerca de: orejas, patas, parte trasera y estómago.

  • Urticaria:

Estas protuberancias rojas con picazón, también conocidas como urticaria, pueden aparecer de 6 a 24 horas después de que tu perro come los alimentos a los que es alérgico.

  • Problemas estomacales:

Las alergias pueden causar problemas gastrointestinales, como gases, vómitos y diarrea.

  • Cara hinchada:

Tu perro puede presentar  hinchazón en los labios, párpados u orejas.

¿Cuál es la diferencia entre una alergia alimentaria y una sensibilidad alimentaria?

Es importante saber la diferencia entre una alergia alimentaria y una intolerancia alimentaria. La alergia desencadena una respuesta inmediata del sistema inmunitario mientras que, la sensibilidad no.

Por ejemplo, si le das a tu perro un trozo de carne y al rato vomita y tiene diarrea, luego le vuelves a dar de nuevo un trozo de carne y le pasa lo mismo, entonces esto demuestra  que tu perro tiene intolerancia a la carne.

Si, por el contrario, le das la carne y le sienta bien, sin vómitos ni diarreas pero le pican las patas, pecho y/o las orejas, esto  confirma que tu can es alérgico a la carne.

Hay evidencia de que los perros con alergias a los alimentos a veces pueden tener una mayor frecuencia de los movimientos intestinales.

Varios estudios han demostrado que los perros no alérgicos tienen alrededor de 1,5 deposiciones por día, mientras que, en algunos perros con alergias a los alimentos pueden tener 3 o más por día.

Alérgenos Comunes:

Cuando se trata de comida, los culpables más comunes son: los productos lácteos, pollo, cordero, pescado, huevos de gallina, maíz, trigo y soja.

¿Cómo se puede dignosticar la alergia alimentaria?

Lo primero que tu veterinario debe hacer es descartar cualquier otra condición que pueda estar causando los síntomas de tu perro.

Es difícil distinguir cuando un perro sufre de alergia a los alimentos, de otro perro que, sufre de alergia por otras causas mirando simplemente las señales físicas.

Sin embargo, hay algunos signos que aumentan la sospecha de que la alergia alimentaria puede estar presente como: problemas repetitivos de oído o problemas moderados o graves de la piel, sobre todo si es un cachorro.

Las alergias alimentarias a menudo se diagnostican mediante una dieta de eliminación.

Una prueba de alimentos consiste en alimentar a tu perro con un alimento por 12 semanas que contenga proteínas y carbohidratos que no haya consumido nunca.

Bajo la supervisión de tu veterinario puedes elegir una dieta entre las diferentes que podemos encontrar en el mercado; se le llama dieta de proteína hidrolizada.

IMPORTANTE:

Durante las 12 semanas de la dieta, tu perro solo debe consumir el alimento de la dieta y agua. Si quieres darle alguna galleta para perros como premio, debe estar basada en el alimento de la dieta.

Si con esta prueba el can muestra una reducción o la eliminación de los síntomas, entonces  se procede a darle el alimento original. A esto se le denomina *prueba de provocación* y es esencial para confirmar el diagnóstico.

Si los síntomas regresan mientras este consumiendo el alimento original, quedará confirmada la alergia por alimentos; si no se presenta ningún cambio, pero se sigue sospechando de la alergia alimentaria debe buscarse otro tipo de alimento y repetir el procedimiento hasta encontrar el causante de la alergia.

Este es el mejor método para identificar una alergia por alimentos y cuáles son los causantes.

TRATAMIENTO:

Un alivio a corto plazo puede ser la administración de ácidos grasos, antihistamínicos y esteroides recetados por un especialista, pero la eliminación de los productos dañinos de la dieta del perro es la mejor solución.

Las alergias por alimentos o sus aditivos constituyen el 20% de las causas de la picazón y el rascado en los perros.

Recuerda que las mascotas son parte de la familia y dependen de nosotros para su bienestar y felicidad.