08 Octubre

Señales silenciosas de que tu gato está enfermo

gato-enfermo
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! así como los dueños de gatos sabemos que ellos  son unos magos para esconder sus enfermedades,  lo que nos  dificulta saber cuándo están enfermos.

13 Señales silenciosas de que tu gato «sano» está realmente enfermo

Si tu gato se esconde con más frecuencia y es menos sociable de lo normal, esto podría ser una señal de que algo anda mal, no lo ignores porque este comportamiento puede estar mandándote señales de alerta.

Bebe como un pez

Los gatos, en general, no beben grandes cantidades de agua, por lo que debería ser bastante fácil de detectar cuando el tazón de agua se vacía más rápido de lo común.

Si tu gato bebe más agua de lo normal, esto podría ser una señal de que tiene un trastorno endocrino como la enfermedad hipertiroidea o la diabetes”.

No se interesa por la comida

Tu gatito se vuelve loco cuando traes a casa una nueva bolsa de croquetas para gatos, pero si no ha mostrado mucho interés últimamente, toma nota. Una disminución del apetito podría indicar muchas cosas.

Los gatos tienen una amplia gama de problemas dentales que incluyen gingivitis, periodontitis, estomatitis, acumulación de sarro dental y dientes fracturados.

Tiene la nariz y los ojos llorosos

Si tu gato estornuda, tiene secreción nasal, tos y  fiebre puede deberse a una variedad de cosas, incluida la enfermedad de las vías respiratorias superiores felina, que es similar al resfriado común en los humanos.

Es más vocal de lo habitual

Este no es uno de los signos “silenciosos” de que tu gato está enfermo.

La vocalización es un signo clínico muy amplio en los gatos; puede transmitir dolor, pero también puede transmitir muchas enfermedades subyacentes diferentes.

A pesar de la opinión popular, ronronear no siempre significa que esté sano y contento.

Te puede interesar: El ronroneo de los gatos 

Está perdiendo peso

Unos pocos kilos de un gato de diez libras son bastante notables, y es un síntoma que no debes ignorar.

Si notas signos de pérdida de peso en tu gato, antes que nada, consulta con tu veterinario para asegurarte de que sea examinado adecuadamente para detectar enfermedades internas, salud dental y cualquier otra condición que pueda estar contribuyendo a su pérdida de peso.

Está perdiendo pelo y su piel tiene costras

La caída del pelo y las costras o escamas en la piel que pueden enrojecerse, con o sin rascarse, son signos seguros de que tu felino no se siente bien.

Estos son signos distintivos de la tiña (trastorno ocasionado por el hongo Microsporum Canis). Es fundamental que tu minino vea al veterinario pronto para diagnosticarla y tratarla adecuadamente ya que es altamente contagiosa y transmisible a otras mascotas y humanos.

Está dejando que su caspa se acumule

Los gatos son peluqueros de primera, por lo que si encuentras caspa acumulada en su vientre o trasero, algo anda mal.

Una de las cosas más difíciles para los gatos que envejecen y que han desarrollado artritis es perder la capacidad de arreglarse adecuadamente.

Esta vomitando mucho

No es raro que un gato vomite inmediatamente después de comer o cuando se digiere demasiado pelo del aseo personal.

Son los vómitos agudos, presentes durante más de dos o tres días, los que pueden provocar deshidratación y requieren una llamada al veterinario.

Si tu felino vomita, controla la frecuencia y el aspecto del vómito, para que puedas informarle a tu veterinario.

El vómito es uno de los signos más visibles de que tu gato está enfermo, ya que puede ser un signo de muchas cosas, como una infección, obstrucción intestinal, enfermedad hepática o cáncer. Si no se tratan, estas enfermedades pueden provocar complicaciones graves, incluida la muerte.

No es él mismo                                  

No puedes identificarlo, pero algo le pasa a tu gatito. Simplemente no es tan juguetón y parece estar durmiendo más.

Este no  parece un síntoma  demasiado serio, pero a medida que comienzas a monitorear su actividad, también notas que sube y baja las escaleras más lentamente, tiene dificultades para usar su caja de arena o ya no salta a su lugar favorito, incluso puede estar irritable o vocalizar cuando lo toques.

Estos  signos sutiles de que tu gato está enfermo en realidad podrían indicar artritis.

El tratamiento es similar al de los humanos, así que visita  a tu veterinario para un examen y habla sobre el manejo del dolor.

Su respiración es extraña

Cuando tu gato parezca tener dificultades para respirar, notarás  que su vientre y pecho se mueven o su boca estará abierta. Otros signos de problemas son respiración rápida o sonidos roncos y con sibilancias.

Los cambios en la respiración deben ser tratados por un profesional veterinario lo antes posible. Los gatos pueden sufrir muchas enfermedades respiratorias diferentes, que incluyen, entre otras, asma, neumonía, cáncer de pulmón y enfermedades pulmonares.

Pasa demasiado tiempo acicalándose

No, no es tan vanidoso, solo está tratando de decirte que llames al veterinario. El cuidado excesivo, conocido como alopecia psicógena, puede ser un signo de enfermedad.

Y los tipos de enfermedad van desde psicológicos como ansiedad, estrés o aburrimiento o pueden ser causados por pulgas, infecciones, alergias, reacciones adversas a los alimentos o incluso trastornos hormonales.

Notaste un bulto mientras lo acariciabas

Bultos, protuberancias, piel descolorida, tumores visibles y otras masas son signos comunes de cáncer en los gatos.

Es necesaria una biopsia para confirmar el diagnóstico. Es aterrador descubrir que tu gato tiene cáncer, pero algunos cánceres, como el linfoma, responden al tratamiento y existen formas de controlar el dolor y brindarles consuelo.

Otros síntomas

Otras anomalías  que no debes ignorar son la dificultad para respirar y comer, hinchazón abdominal, diarrea persistente o vómitos y sangrado por la boca, la nariz u otras aberturas del cuerpo.

Con cualquiera de estas señales silenciosas se hace imprescindible el diagnóstico y acompañamiento de un veterinario para el bienestar de tu animalito.

Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y dependen de nosotros, de nuestros cuidados para que sus vidas sean sanas y felices.