22 Octubre

Los animales y la música

animales-musica
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! hemos realizado un breve resumen de un artículo con un tema que a todos nos despierta la curiosidad.

Los animales y la música

Las vacas producen más leche si escuchan música y entran más rápido a las salas de ordeño cuando suena la música country, los pollos crecen más rápido si escuchan música clásica y las carpas expuestas a la música de Mozart crecen más rápido y tienen una carne de mejor calidad.

¿Leyenda urbana?

Las vacas producen más leche si escuchan música. Suena a leyenda urbana pero algunos estudios lo confirman.

La música parece tener un efecto sobre la fisiología y el comportamiento de los animales y varios estudios ya han comenzado a explorar dichos efectos en aves, peces, primates, elefantes, vacas, caballos y perros

Conocemos bien los efectos de ciertos tipos de música en nuestro estado de ánimo y comportamiento.

La música clásica reduce la ansiedad, mejora el estado de ánimo, reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca, favorece el sueño, reduce la percepción del dolor, aumenta la tolerancia a manipulaciones desagradables y, en general, actúa como moderador ante el estrés.

Por otro lado, la música grunge (subgénero musical derivado del rock alternativo) puede provocar hostilidad, tristeza, cansancio y reduce la claridad mental.

¿Qué efecto tiene la música en los perros? 

Los estudios realizados en las perreras sugieren que la música clásica calma a los perros, y como respuesta a este tipo de estimulación acústica, ladran menos y duermen más de lo habitual.

Su respuesta a la música heavy metal es completamente diferente. Los animales se emocionan y reaccionan como si estuvieran en una situación estresante: se sacuden más de lo habitual, duermen menos, pasan la mayor parte del tiempo de pie y ladran más.

Los mecanismos responsables de estos efectos aún se desconocen. En el caso de la música clásica, existe la hipótesis de que la respiración y los latidos del corazón se reducen favoreciendo la relajación y tranquilidad de nuestra mascota.

Esta premisa sugiere que la música clásica podría utilizarse como herramienta para regular el estado de ánimo de nuestras mascotas y enriquecer su entorno de vida.

Aún tenemos que averiguar cuáles son las características técnicas de las piezas musicales, por ejemplo, el ritmo o la melodía que son las responsables de este efecto en el comportamiento del animal.

En ocasiones más es menos  

Es importante tener en cuenta que un uso excesivo de la música puede ser más perjudicial que beneficioso, ya que un entorno ruidoso puede resultar muy estresante para muchos animales.

En este caso, para mejorar el bienestar del animal, reducir el ruido ambiental podría ser más efectivo que estar expuesto a música relajante.

La música todavía se usa muy poco para regular el estado de ánimo de nuestros perros, pero las perspectivas parecen interesantes, y mientras tanto las investigaciones científicas buscan más información sobre cómo usar la música para mejorar la vida de nuestras mascotas.

Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y dependen de nuestro amor y cuidados para su salud y bienestar.