11 Febrero

Salsa para perros: ¿Cómo preparar salsa saludable para la comida de tu perro en ocasiones especiales?

salsa-para-perros
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social para mascotas en Colombia! queremos darte algunas opciones saludables para consentir a tu perro a la hora de la comida. ¡Seguro te lo agradecerá!

Salsa para perros: ¿Cómo preparar salsa saludable para la comida de tu perro en ocasiones especiales? 

Ya sea que tu perro coma croquetas secas, comida húmeda o comidas caseras con regularidad, de vez en cuando, es bueno darle un regalo especial.

Y si hay algo en lo que los perros y la gente están de acuerdo sobre la hora de comer, es el poder de una deliciosa salsa para elevar el sabor de cualquier comida.

La salsa tibia es un adorno de comida lujoso que no tiene por qué ser difícil de preparar o costoso.

Puede que tengas que ampliar un poco tu definición de lo que significa la palabra salsa, pero definitivamente a tu perro le gustará este concepto a lo grande. Además, es una forma engañosa de asegurarte de que tu perro se mantenga hidratado.

Opciones de salsa rápida 

¿No tienes tiempo para cocinar o ir a la tienda? Te tenemos la solución.

1. Simplemente agrega agua (o caldo) 

Vierte una taza de agua caliente sobre la comida de tu perro y déjela enfriar. Cuando esté listo para servir, el agua caliente habrá hecho su magia y suavizado la comida, y el calor desatará los deliciosos olores de la comida, excitando los sentidos y el apetito de tu perro.

2. Salsa de comida para perros ‘casera’ 

Si tu perro suele comer comida seca para perros, tener a mano algunas latas de comida húmeda es una excelente manera de agilizar la hora de la comida. Simplemente agrega un poco de agua a lata y caliéntela en el microondas antes de verterla sobre los alimentos secos para obtener el máximo efecto.

3. Productos básicos de la despensa 

Revisa tu refrigerador o despensa en busca de algunos de estos productos básicos que puedes agregar a la comida seca de tu perro.

  • Yogur natural bajo en grasa o requesón
  • Caldo, caldo de huesos o caldo bajo en sodio
  • Alimentos para bebés aptos para perros
  • Huevo cocido

4. Purés simples 

Puedes convertir las sobras aptas para perros en una salsa sabrosa con tu procesador de alimentos y un poco de caldo o agua. Revisa tu refrigerador o congelador para ver si hay algunos de estos ingredientes y dales una mezcla:

  • Arroz sobrante u otro grano
  • Proteínas simples como pollo, res, cerdo o pescado deshuesados
  • Proteína enlatada como atún o salmón
  • Verduras simples para perros como brócoli, coliflor, zanahoria, repollo, guisantes y judías verdes
  • Verduras de raíz cocidas como batata, papa y remolacha.

¿Qué evitar? cebollas, especias fuertes, exceso de grasa o salsas.

Tres recetas simples de salsa para perros 

¿Quieres hacer un esfuerzo adicional por tu peludo? Aquí hay tres recetas sencillas de salsa para perros baja en grasa y saludable que puedes preparar en casa.

Siéntete libre de agregar cualquier bocado pequeño de carne o verduras sobrantes que tenga a mano para un gusto especial.

1. Salsa de 2 ingredientes para perros  

Ingredientes

  • 2 tazas de caldo o caldo casero o bajo en sodio
  • 2 cucharadas de maicena o harina de trigo

En una cacerola pequeña, hierve 1 1/2 tazas de caldo.

En un tazón pequeño, bate la maicena con la 1/2 taza restante de caldo frío hasta que no aparezcan grumos.

Cuando el caldo hierva a fuego lento, agrega la mezcla de maicena en una llovizna lenta y vuelva a hervir.

Hierva hasta obtener el grosor deseado, aunque la salsa se espesará a medida que se enfríe.

Sirve tibio sobre la comida habitual de tu perro.

2. Salsa de pollo molida para perros 

Ingredientes

  • 1 libra de pollo, pavo o ternera molidos y bajos en grasa
  • 2 cucharadas de maicena o harina de tapioca
  • 2 tazas de caldo o caldo casero o bajo en sodio

Calienta el caldo en una cacerola a fuego lento.

En una sartén coloca la carne partida en cuadritos con un poquito de agua. Cuando esté bien cocida, cuela la grasa de la carne.

Espolvorea maicena sobre la carne y revuelve bien para cubrir.

Vierte el caldo sobre la carne y lleve a un tazón fuego bajo hasta obtener el grosor deseado.

Sirve tibio.

3. Salsa de huevo salada  

Ok, este va a sonar un poco complicado, pero si tu perro se vuelve loco por los huevos, pruébalo. Lo peor que puede pasar es que los huevos se revuelvan un poco, pero a  tu mascota no le importará.

Ingredientes

  • 2 tazas de caldo o caldo casero o bajo en sodio
  • 2 huevos

Lleva el caldo a fuego lento.

En un tazón mediano, bate bien los huevos.

Agrega el caldo caliente los huevo mientras revuelves, hasta que hayas agregado aproximadamente la mitad del caldo.

Vierte la mezcla de los huevos nuevamente en la cacerola con el caldo restante, batiendo a medida que se cocina a fuego lento hasta obtener el grosor deseado.

Sirve tibio.

Cinco «aderezos» súper saludables para las croquetas de tu perro 

Estos suplementos son 5 aceites diferentes que puedes agregar a la dieta de tu perro como ayuda para darle más energía, ayudarle a que tenga el pelo más bonito, mejorar su digestión, dentición e incluso para que sea joven por más tiempo.

La dosis es una cucharada al día encima de las croquetas. Como con todo lo nuevo, empieza con media cucharada por unos dos o tres días para ver cómo le cae y si todo va bien, al cuarto día ya le puedes dar una cucharada completa.

Aceite de coco

Aceite de linaza

Aceite de pescado

Aceite de oliva

Vinagre de manzana

Recuerda que las mascotas son parte de la familia y dependen de nosotros para su bienestar y felicidad.