07 Mayo

¿Puedo darle aceite de pescado a mi perro?

perro-aceite-pescado
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En ¡Coaspatitas la primera red social de mascotas en Colombia! queremos recordarles a todos los dueños de peludos que cualquier cambio en sus  dietas o implementación de suplementos alimenticios debes consultar primero con un veterinario.

 ¿Puedo darle aceite de pescado a mi perro?

Es posible que hayas oído hablar de los beneficios para la salud del aceite de pescado y te hayas preguntado: «¿Puedo darle aceite de pescado a mi perro?» La respuesta corta es, por supuesto, sí. ¡Sin embargo, debes tener cuidado!

Asegúrate de que la cantidad que les des  sea adecuada para el peso y el tamaño de tu perro, y habla con tu veterinario antes de realizar cambios en la dieta o el régimen de suplementos de tu perro.

Aquí hay algunas cosas que debe saber sobre la administración de aceite de pescado a los perros.

¿Por qué es  bueno el aceite de pescado para los perros? 

El aceite de pescado está lleno de ácidos grasos omega-3 saludables,  que tu perro podría estar pasando por alto si come muchos alimentos con alto contenido de grano.

Sin embargo, pregúntale a tu veterinario cuánto aceite de pescado debes darle a tu perro antes de agregar este suplemento.

Tu veterinario también puede decirte cuál de los tres tipos de aceite de pescado (triglicérido natural, aceite de éster etílico o triglicérido sintético) sería el más adecuado.

El aceite de pescado es excelente para muchas cosas en los perros y en las personas. Tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan con el pelo y la salud de la piel, y reduce la caída del pelo.

También puede ser beneficioso para el desarrollo del cerebro y los ojos de los cachorros y funciona en perros y gatos preñados para mejorar la salud de sus crías.

¿Puede el aceite de pescado ser malo para los perros? 

Lo que pasa con los aceites de pescado es que, como todas las cosas, demasiado puede ser algo malo.

Los aspectos antiinflamatorios del aceite de pescado pueden alterar la función plaquetaria. Esto puede interferir con la cicatrización de heridas y la formación de coágulos de sangre, que obviamente serán peligrosos en caso de que una mascota se lesione.

Dado que estas cosas interferirán con la transferencia de glóbulos blancos, también significa que el cuerpo puede tener problemas para combatir cosas como infecciones. Estas son funciones vitales en cualquier persona, ya sea una persona o un animal, por lo que ¡es muy importante asegurarte de no poner en peligro a tu perro cuando incluyas suplementos en su dieta!

¿Puedo darle a mi perro aceite de pescado para humanos? 

Hay muchas opciones de suplementos de aceite de pescado tanto para humanos como para mascotas, por lo que puede resultar confuso comprender la diferencia entre todos ellos. Algunos aceites de pescado están diseñados específicamente para humanos, mientras que otros están formulados para perros, pero a menudo se usan indistintamente. ¡Consulta con tu veterinario!

¿Se puede reemplazar el aceite de pescado por aceite de hígado de bacalao?

El aceite de hígado de bacalao puede ser un alimento muy benéfico para la salud de nuestros peludos, en especial si requieren  un elevado aporte de vitaminas A y D. Pero si buscamos un suplemento con cantidades terapéuticas de omega 3, lo mejor sería inclinarnos por el aceite de salmón o de pescado.

Para llegar a aportar altos niveles de omega 3 al organismo de tu peludo, sería necesario consumir elevadas dosis de aceite de hígado de bacalao, lo que podría llevarlos a un ingesta excesiva de vitaminas A y D.

Los excesos de dichos nutrientes pueden llegar a intoxicar el organismo de tu perro, ocasionando nauseas, vómitos, diarreas, problemas hepáticos y dolores estomacales.

Nota importante: 

Un perro metaboliza mejor las grasas animales. Los omegas 3 de origen vegetal como soya, aceite de canola y lino no son los mejores para tu mascota; debes administrarle aceite de pescado.

Este artículo  aplica de igual manera para nuestros gatos.

 Recuerda que las mascotas hacen parte de nuestra familia y dependen de nosotros para su bienestar.