15 Mayo

¿Cómo aliviar la piel y el pelaje seco en perros mayores?

perros-adultos
Si te gustó ¡Compártelo en tus redes sociales!

En Coaspatitas ¡la primera red social para mascotas en Colombia! sabemos que uno de los problemas que desarrolla un perro mayor por su edad  es la resequedad en la piel y la pérdida de brillo en su pelaje.

¿Cómo aliviar la piel y el pelaje seco en perros mayores?

Al igual que los humanos, los perros desarrollan problemas de salud adicionales a medida que envejecen.

Uno de los problemas que pueden desarrollar los perros mayores es la piel o el pelaje secos.

Dado que la piel seca puede causar picazón, por supuesto, que deseas hacer lo que puedas para ayudarle a aliviar los síntomas.

Para hacerlo, puedes hacer cambios en su rutina, como elegir un champú humectante y también puedes fomentar una mejor nutrición agregando suplementos a la dieta de tu can.

Haz cambios en el régimen de tu perro

Sáltate el champú

 Cuando le des un baño a tu perro, trata de omitir el champú que puede estar resecando su piel, y solo usa agua.

Pero si quieres usar un champú, asegúrate de elegir uno que sea humectante. Verifica que tenga productos para hidratar mejor a tu perro. También puedes usar un acondicionador después del lavado para ayudar a disminuir la sequedad.

Asegúrate de que cualquier champú y acondicionador que uses sea para perros.

Evita secar con secador a su perro 

Secar con secador el pelaje de tu perro solo empeora el problema. En su lugar, hazlo con una toalla. Si vas a un peluquero, pídele que baje la temperatura del secador lo que también ayudará.

Mantén a tu perro adentro más en climas más fríos

Cuando hace frío afuera, es posible que tu perro mayor quiera quedarse adentro en el calor. Debes alentar ese comportamiento, ya que el aire frío puede contribuir a la sequedad de la piel.

Cepíllalo  con regularidad

 El cepillado mejora la circulación de la piel y ayuda a estimular la producción de aceites naturales para mantener el pelaje brillante.

Trata de cepillarlo cada dos días. Los peines o cepillos con cabeza de alfiler funcionan muy bien  en la mayoría de los perros.

No uses un cepillo para muda todo el tiempo, ya que puede ser demasiado fuerte, especialmente para un perro mayor.

Si tu perro no está acostumbrado al cepillado regular, intenta darle golosinas y elogios mientras lo acaricias, ya que entonces asociará cosas felices con el cepillado.

Añadir aceites

Al igual que tú, tu perro mayor puede beneficiarse de una crema hidratante. Sin embargo, no uses tu crema de manos en tu peludo,  opta mejor  por  los aceites naturales, como el aceite de coco aplicándolo directamente sobre su piel y su pelaje.

Generalmente, una vez a la semana es suficiente, pero puedes aplicarlo más, especialmente si encuentras que tu perro mayor lo necesita.

Complementa la dieta de tu perro

Piensa en agregar un suplemento de ácidos grasos 

Si tu perro anciano ha perdido parte del brillo de su pelaje, puede deberse a una deficiencia de ácidos grasos, que son esenciales para la dieta de un perro.

Importante:

 Pregúntele a tu veterinario antes de comenzar a utilizar cualquier  suplemento para tu perro.

Prueba con aceite de oliva o de coco

Otro suplemento que podría ayudar al pelaje y la piel de tu perro es añadir aceite de oliva o de coco a su dieta.

Puede agregar tan solo un par de cucharadas a la semana o tanto como 1 cucharadita por cada 10 libras de peso por día.

Lo mejor es empezar con dosis más pequeñas (como 1/4 de cucharadita por 10 libras de peso) y aumentar las dosis para ver cómo afectará a tu perro.

El aceite de salmón es otro gran ingrediente para el pelaje de tu perro.

Vitaminas y minerales

Tu perro también necesita vitaminas y minerales para tener una piel y un pelaje sanos. La mejor manera de proporcionar estos nutrientes es dándoles una dieta completa y equilibrada llena de vitaminas y minerales esenciales.

 Considera las hierbas u otros suplementos

Otras hierbas pueden ayudar con el pelaje y la piel de tu perro anciano.

Puedes probar suplementos como polvo de algas marinas, cola de caballo, ortigas, levadura nutricional o alfalfa, vertiendo una cucharadita o menos sobre la comida del perro.

Siempre pregunta a tu veterinario acerca de los suplementos que quieras darle a tu mascota.

Recuerda que las mascotas son parte de nuestra familia y necesitan de nosotros para su bienestar y felicidad.